¿Cómo pronosticó Marshall McLuhan la llegada de Internet?

En los años 60 Marshall McLuhan ya hablaba sobre un concepto similar que existiría y que hoy conocemos como Internet.

Marshall McLuhan e Internet

Google ha tenido la genial idea de sorprender al mundo con la creación de un doodle en el cual celebra el que habría sido el 106 cumpleaños de Marshall McLuhan, el hombre conocido coloquialmente por haber pronosticado la existencia de Internet. ¿Pero cuál es la historia de este intelectual que ha conseguido convertirse en inspiración de tantos otros filósofos que han crecido y se han formado alrededor de sus pensamientos?

Para presenciar el nacimiento de McLuhan retrocederemos en el tiempo hasta 1911, en Canadá. Años después pasaría a estudiar en varias universidades de prestigio (una de ellas fue la de Cambridge) hasta comenzar a despuntar como pensador en conferencias y eventos intelectuales. Su momento de gloria llegó en la década de los 60, donde su especialización en el mundo de la comunicación le llevó a inventar el término “global village” (que podemos traducir literalmente como “pueblo global”). Este sirve como versión base de lo que ha terminado convirtiéndose Internet.

El pensamiento de McLuhan no consiguió sostenerse entre sus muchos críticos, quienes hicieron leña del árbol caído tras su muerte durante unos años.

En los años 70 las ideas que había estado gestando en los 60 maduraron y se establecieron con solidez. Al mismo tiempo que él tenía claro cuál era su punto de vista del término que había acunado aparecían más críticos que se le oponían y que generaban controversia alrededor de sus ideas. En el año 1980 falleció y, como indicamos, fue entonces cuando su imagen se intentó enterrar de forma muy profunda. No obstante, nueve años después de su fallecimiento, en 1989, nació Internet. Y entonces el mundo no pudo negar la evidencia: Marshall McLuhan tenía razón.

¿Pero qué es lo que decía el pensador? Su idea era que la historia de la humanidad se dividiría en cuatro eras distintas. La primera sería la era acústica, en la cual nos comunicamos mediante el diálogo y el sonido. La segunda fue la era literaria, en la cual la escritura serviría como nueva forma de comunicación. Luego establecía la era de la impresión, usando máquinas para imprimir textos. Y como cuarta era habló de la electrónica. Todo ello quedó escrito en el año 1962 en el libro The Gutenberg Galaxy. Y en aquel entonces la televisión comenzaba a generar interés entre la sociedad.

Marshall McLuhan y la historia de Internet

McLuhan contaba en The Gutenberg Galaxy que la era electrónica permitiría que las personas se comunicaran haciendo uso de la tecnología. Y extendió el concepto a través de la global village, una época en la cual según sus palabras todo el mundo tendría acceso al mismo tipo de información al mismo momento a través de tecnología que estuviera conectada. ¿Os suena de algo?

A posteriori escribió otro libro que se tituló Understanding Media y en el cual hablaba de sus ideas con más desarrollo, llevándolas exactamente hacia el concepto de lo que nosotros podemos entender como Internet. Esto le llevó a ser famoso en televisión, a ser el profesor británico más publicado en el siglo XX y a extender cada vez más sus pensamientos. Por supuesto, él mismo llegó a ver pasados los años que el ordenador sería el dispositivo que haría realidad sus ideas de los años 60. En la época, eso sí, sus pensamientos no se veían como un futuro tan agradable socialmente como él mismo lo pintaba y quizá ya hubiera quien anticipara algunos de los problemas que genera la existencia de Internet.

Se publicaron artículos sobre su obra y filosofía que profundizaron en el concepto de lo que ocurriría en un mundo en el cual lo que había pronosticado se hiciera realidad. Los periodistas de la época lo veían como un futuro extraño, complejo y terrible en algunos aspectos. Porque por mucho que fuera una idea refrescante y distinta a todo, era tan extraña que solo podía traer cosas malas. Era la forma habitual de pensar de la época que, por otro lado, tampoco está tan alejada de la que se tiene ahora cuando miramos a un futuro en el cual la inteligencia artificial y la robótica estén integradas en nuestra forma de vida.

A Marshall McLuhan le habría gustado ver cómo el mundo disfruta de una global village de forma diaria y plena en la cual nadie se queda excluido. Internet tiene sus defectos, existen problemas que se atajan de una u otra manera o que quedan al margen, pero no se puede decir que no haya aportado ventajas a la manera de vivir. ¿Seríais capaces de vivir como lo hacían en los años 60 y 70? A día de hoy se nos hace improbable imaginarlo y no queremos ni pensar lo que sería un mundo en el cual la información continuara llegando únicamente a través del boca a boca o de las noticias que aparecen en los periódicos. Todo eso ha quedado tan atrás que nos parece más propio de películas que la propia ciencia ficción a la que nos conducimos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...