Científicos descubren dos nuevas especies de dinosaurios con cuernos

Dos nuevos dinosaurios con cuernos han sido descubiertos tras los fósiles recogidos en Alberta, Canadá. Las nuevas especies, Unescopceratops koppelhusae y Gryphoceratops morrisoni, son de la familia de los dinosaurios con cuernos Leptoceratopsidae.

Dos nuevos dinosaurios con cuernos han sido descubiertos tras los fósiles recogidos en Alberta, Canadá. Las nuevas especies, Unescopceratops koppelhusae y Gryphoceratops morrisoni, son de la familia de los dinosaurios con cuernos Leptoceratopsidae. Los herbívoros vivieron durante el período Cretácico tardío hace unos 75 millones de años. Las muestras salieron a la luz en la investigación publicada el 24 de enero de 2012 en la revista Cretaceous Research.

La mandíbula del nuevo dinosaurio descubierto

Estos dinosaurios han llenado importantes vacíos en la historia evolutiva de los dinosaurios de cuerpo pequeño con cuernos” dijo Michael Ryan, paleontólogo que investiga vertebrados en el Museo de Cleveland de Historia Natural. Añadía que “a pesar de que los dinosaurios con cuernos se originaron en Asia, nuestro análisis sugiere que los leptoceratopsids se desplazaron a América del Norte y se diversificaron aquí”.

El Unescoceratops koppelhusae vivió aproximadamente hace 75 millones de años. Medía alrededor de uno a dos metros (6,5 pies) de longitud y pesaba menos de 91 kilogramos (200 libras) Tenía un corto volante que se extendía detrás de su cabeza, pero no tenia ornamentación en el cráneo. Tenía un pico parecido al de los loros y sus dientes eran más pequeños y redondeados que los de cualquier otro leptoceratopsid.

El fragmento de la mandíbula inferior izquierda del Unescoceratops fue descubierto en 1995 en el Parque Provincial de los Dinosaurios, una organización de las Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y Cultura (UNESCO). Originalmente descrito en 1998 por Ryan y Currie, el dinosaurio se conoce como Leptoceratops.

La investigación posterior determinó la muestra de un nuevo género y especie. El género fue nombrado en honor a la UNESCO, por la localidad donde se encontró la muestra, y la palabra “ceratops” proveniente del griego, que significa “cara con cuernos”. La especie lleva el nombre de Eva Koppelphus, palinóloga en la Universidad de Alberta, y esposa de Currie.

El Gryphoceratops Morrison vivió hace 83 millones de años. Tenía una mandíbula más corta y pequeña que cualquier otro de su especie. Los investigadores creen que el individuo era un adulto ya maduro y que no superaba el medio metro de longitud. El nombre de la especie honra a Ian Morrison, un técnico del Museo Real de Ontario.

Imagen: archaeologynewsnetwork

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...