Ciclismo: breve historia del Tour de Francia

Poco podía imaginar el conde Mede de Sivrac, inventor de la bicicleta, que su hallazgo iba a ser tan utilizado y, sobre todo, iba a congregar a millones de espectadores para seguir una carrera por etapas. Sin embargo, el Tour de Francia lo hace todos los años desde hace ciento ocho. Aquí repasamos brevemente su historia.

Poco podía pensar el conde Mede de Sivrac cuando inventó la bicicleta moderna –antes, según se cree, habían existido artefactos similares en el Antiguo Egipto, en China o entre los Aztecas– que su hallazgo iba a tener tanto éxito y, sobre todo, despertar la atención de millones de personas todos los años con motivo de la celebración de carreras por equipos como el Tour de Francia.

Claro que, desde la patente de Sivrac, habrían de pasar más de cien años para que aquél se pusiese en marcha. Fue tras una reunión entre los periodistas Henri Desgrange y Geo Lefevre, director del periódico deportivo ‘L’Auto’, cuando surgió la idea de poner en marcha una carrera que recorrería toda Francia en bicicleta y que, poco a poco, fue tomando forma.

El ciclismo y, sobre todo, el Tour de Francia crean grandes mitos como Miguel Induráin (en la foto)

El ciclismo y, sobre todo, el Tour de Francia crean grandes mitos como Miguel Induráin (en la foto).

Así, el uno de julio de 1903, frente al Hotel Reveil Matin de París, se ponía en marcha el primer Tour de Francia. Contaba con sesenta participantes que tomaron la salida de una primera etapa que les llevaría hasta Lyon en un recorrido de 467 kilómetros. Si hoy día los ciclistas nos parecen criaturas sobrehumanas por su esfuerzo, podemos imaginarnos lo que sería una etapa de esa envergadura con bicicletas rudimentarias y pesadas y carreteras en mal estado. En cualquier caso, el vencedor de la misma fue Maurice Garin, deshollinador de profesión, que también ganó finalmente la carrera. Pero, hasta la Primera Guerra Mundial, la gran figura del Tour será el belga Philippe Thys.

Finalizada la contienda, se reanudará la carrera. Tres ganadores habían muerto en el conflicto: Faber, Lapize y Petit Breton. Pero pronto surgirán nuevas figuras como los italianos Ottavio Bottecchia, asesinado durante la carrera por un campesino que creía le estaba robando su viñedo, y Gino Bartali. Tras la Segunda Guerra Mundial, el diario ‘L’Auto’, acusado de colaboracionismo con los nazis, desaparece y su testigo es tomado por ‘L’Equipe’, que continúa organizándolo en la actualidad.

Desde entonces, grandes ciclistas han escrito páginas de oro en la historia del Tour de Francia: Jacques Anquetil, Federico Martín Bahamontes, Eddie Merckx, Bernard Hinault o los españoles Pedro Delgado, Miguel Induráin, Pereiro, Sastre o Alberto Contador. Todos han protagonizado numerosas anécdotas como la de aquél corredor que, tras cruzar la meta del Aubisque (en los Pirineos) con la bicicleta a los hombros, comenzó a llamar de forma exaltada asesinos a los organizadores. Pero, sobre todo, han contribuido a engrandecer una carrera por etapas sólo apta para superhombres.

Fuente: ‘El Pais’.

Foto: Ta_Do.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...