Catedral de Sevilla

La Catedral de Sevilla es la construcción cristiana gótica más grande del mundo: de fachada imponente e interior vasto y repleto de detalles conmovedores, es hoy en día un emblema de la ciudad de Sevilla, con su Giralda como icono más representativos. En este post de Campo de Marte compartiremos algunos datos de sus orígenes.

La historia también puede encontrarse, casi podría decirse, en cada rincón de España. Sin embargo, existen varias construcciones, monumentos o edificios que por sus orígenes, desarrollo, por haber sido “testigos” de episodios relevantes, o simplemente por hacer muchos años, décadas y siglos que están, que también son históricos.

La Catedral de Sevilla tiene sus orígenes en la época mudéjar en Andalucía

En este campo, se puede mencionar a la Catedral de Sevilla, hermosa obra arquitectónica gótica que se erigió sobre las bases de una anterior mezquita por fines del siglo XIV y cuyo proyecto era, para el momento de su construcción, arriesgado e innovador.

La antigua mezquita había sido construida por el emir al-Mumin Abu Yacub en 1182 y ya desde la recuperación cristiana de estas tierras que el edificio había comenzado a ser utilizado como iglesia cristiana religiosa.

Sin embargo, era necesario erigir un nuevo templo que sirviera en su totalidad al culto cristiano -además, el edificio había quedado en mal estado tras el terremoto de 1356-: se destruyó el anterior y para la nueva construcción sólo se conservó el anterior patio, conocido hoy como Patio de los Naranjos, la Puerto del Perdón (entrada principal) y el alminar, hoy la emblemática Giralda.

Torre de la Giralda, uno de los emblemas de Sevilla

Para que esta imponente catedral comenzase a funcionar se debió esperar casi una centuria, ya que si su construcción se inició a principios de 1400, el templo recién fue consagrado para 1506.

Si bien no llegó a nuestros días el nombre del autor de la traza de este importante edificio religioso sevillano, sí se conocen algunos otros responsables que se ocuparon de la maestría mayor: según documentos, Alonso Martínez participó de este proyecto, el maestro Ysambret y el maestro Carlí, e incluso Alonso Rodríguez.

La Catedral de Sevilla está compuesta por cinco naves principales, más una de crucero. Su cimborio, alcanza los 40 metros de altura. La cabecera es recta y fue modificada con posterioridad, momento en que también se le añadió la Capilla de los Reyes en el siglo XVI.

Las naves más grandes tienen 16 metros de ancho por más de 36 de altura (en la mayor). Dentro de sus componentes, el más representativo –incluso hoy en día- es la Giralda, la gran torre que domina la construcción y que es uno de los iconos más conocidos de la ciudad de Sevilla.

Vale destacar que para el momento de sus inicios, esta catedral con sus más de 76 metros de ancho y 116 de largo era la de mayor tamaño de Europa, hasta la construcción de la de San Pedro del Vaticano. Hasta hoy en día, sigue siendo la catedral gótica más grande del mundo. Desde 1987 es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

Fotos Wikimedia 1 y 2

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...