Breve historia del espionaje. Parte 2

Gracias a los avances tecnológicos y científicos una nueva forma métodos y técnicas de espionaje tomaron forma e introdujeron al mundo.
Los aliados falsificaron diversas publicaciones alemanas como fue el caso de la revista Zenit en las que se hacia aparecer las profecías de Nostradamus que coincidían con los avances aliados para de esta forma desmoralizar a un enemigo ya demasiado mistificado.

Con la llegada del siglo XX y gracias a los avances tecnológicos y científicos una nueva forma métodos y técnicas de espionaje tomaron forma e introdujeron al mundo en un nuevo periodo en el que la información cada vez fue cobrando mayor importancia.

A partir de la Primera Guerra Mundial, se comenzaron a utiliza cámaras aéreas de gran nitidez para el reconocimiento aéreo y como no misma la radio a la que también se introdujeron nuevos y cada vez más complicados métodos de encriptación.

En 1917, se produjo uno de los casos más famosos de espionaje de la Primera Guerra Mundial. Una serie de cables entre Alemania y México fue interceptado. En ellos se ponía de manifiesto una oferta por parte de Alemania para establecer un tratado secreto. Alemania proponía a México declarar la guerra a los EEUU a cambio de ayuda.

Durante el periodo de entre guerras en EEUU hubo un intento por crear una agencia, a la que al parecer se pretendía denominar “Cámara Negra”, para la obtención de información de inteligencia. Sin embargo, el secretario de Estado Stimson decidió no seguir con el proyecto y argumentó en su decisión que: “Los caballeros no leen el correo de otros caballeros”.



Con la llegada de la Segunda Guerra Mundial, el espionaje alcanza las mayores cotas de actividad de toda la Historia. Las actividades de la Alemania nazi hicieron ponerse en marcha de nuevo la maquinaria de interceptación de mensajes. La BBC emitía en sus noticiarios durante la guerra, mensajes codificados a los partisanos franceses. Los japoneses en el Oriente utilizaban un complejo código para las comunicaciones de la Armada Imperial que se conoció como “Japanese Navy 25″ o simplemente JN-25.

La Alemania nazi utilizaba una máquina para la encriptación de sus mensajes conocida en clave como Enigma. La máquina Enigma utilizaba un mecanismo de cifrado basado en rotores intercambiables, que permitía usarla tanto para cifrar, como para descifrar mensajes. Fue adoptada por las fuerzas militares alemanas desde 1930. Su facilidad de manejo y la complejidad del método de encriptación fueron las principales razones para su amplio distribución.

En 1940, Gran Bretaña, reunió en la mansión victoriana de Bletchly Park, a un grupo de selectos científicos para tratar de romper el código de la maquina enigma Allan Turing ayudo a definir los principios matemáticos en los que se basaba la maquina. El equipo de matemáticos y lingüistas británicos descifró las claves de Enigma. Su trabajo fue muy importante para ganar la guerra, pues permitió a los Aliados conocer los planes alemanes para la campaña del norte de Africa y la estrategia aérea. Antes y durante la guerra fue bastante común el uso de frases y textos que contenían un determinado mensaje con destino a ciertas personas.

Así, “Viento del este con lluvia, viento del norte con nublados, viento del oeste despejado.“, fue un mensaje radiado en la víspera del ataque japonés contra Pearl Harbor, en diciembre de 1941. Con este boletín meteorológico se avisó a los diplomáticos japoneses de todo el mundo de que la entrada de Japón a la guerra era inminente. Esas palabras encerraban una forma sencilla de clave, en la que un mensaje determinado tiene un significado especial para quien lo recibe.

Al mismo tiempo, la BBC difundió mensajes similares durante la Segunda Guerra Mundial, dirigidos a la resistencia francesa. Una frase como “Romeo abraza a Julieta” o “El benedictino es un licor dulce” servía para transmitir información acerca del envío de agentes o suministros. El primer verso de un poema del escritor francés Paul Verlaine “Los largos violines de otoño hieren mi corazón con su monótona languidez” es el mensaje que emitió la BBC para avisar a la resistencia francesa que la invasión se produciría en las próximas 24 horas.

Sin duda, una de las operaciones de contrainteligencia más sorprendentes, fue la que llevó a cabo la Mafia estadounidense. Ante varios actos de sabotaje que tuvieron lugar en los astilleros de Nueva York, la Inteligencia naval estadounidense contacta Lucky Luciano, por entonces en la cárcel y le ofrece un trato, seguridad en los astilleros neoyorquinos a cambio de su libertad. Los amigos de Lucciano se ponen manos a la obra y la operación “Bajos Fondos”.

No sería la última de las colaboraciones entre el Ejército de EEUU y la Mafia. Durante el desembarco anglo-americano en Sicilia, la Mafia estadounidense coordinada con el Ejército estadounidense habia contactado con partisanos locales y miembros de la Cosa Nostra facilitando las operaciones anfibias y el avance de tropas entre otras actividades.

Los aliados falsificaron diversas publicaciones alemanas como fue el caso de la revista Zenit en las que se hacia aparecer las profecias de Nostradamus que coincidían con los avances aliados para de esta forma desmoralizar a un enemigo ya demasiado mistificado. La revista se imprimia y se enviaba 3 semanas antes de que las operaciones comenzaran aunque un fallo garrafal en la edición de la misma hecho por tierra toda la operación.

En la medianoche del 13 de junio de 1942, cuatro hombres desembarcaron desde un submarino alemán cerca de una playa de Amagansett en Long Island, Nueva York. Vestían uniformes alemanes, un bote neumático, dinero, explosivos, bombas incendiarias y otros elementos para desarrollar acciones de sabotaje. Otro grupo similar, desembarco el 17 de junio de 1942, en la playa de Pontevedra, cerca a Jacksonville en Florida. El 27 de junio, tras reunirse los 8 saboteadores, fueron arrestados sin haber ejecutado ninguno de sus planes. Fueron llevados ante un tribunal militar y seis de ellos fueron condenados a morir en la silla eléctrica, uno fue condenado a prisión perpetua y el otro a 30 años de prisión.

En 1943 se pone en funcionamiento “El Coloso”, una maquina descodificadora, que ha sido considerada el primer computador mecanico. Coloso permitia la interceptacion de mensajes entre Hitler y sus generales. Coloso también era utilizado para desarrollar calculos en relación a bombradeos de las fuerzas aéreas o también para calculos de artilleria de campo.

Al igual que los ingleses con Enigma, los estadounidenses hicieron lo mismo con el código naval japonés, JN-25. El ejemplo más conocido relacionado con el código JN-25 ocurrió el 14 de abril de 1943, cuando la estación de escucha de Hawai interceptó un mensaje cifrado en el que se informaba de la visita de del Almirante Isoroku Yamamoto a las Islas Salomón. Los estadounidenses decidieron utilizar la información para abatir el avión en el que Yamamoto viajaba rumbo a las Salomón a pesar de que los japoneses concluyeran que el código habría sido roto.

FUENTES GRAFICAS: WikiCommons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...