Américo Vespucio, descubridor intelectual de América

Américo Vespucio fue el descubridor intelectual del continente que lleva su nombre: América. Fue el primero en afirmar que se hallaba ante una nueva tierra, a pesar de que Colón hubiera llegado antes a aquellas costas.

Si la Historia hubiera sido justa, el continente descubierto por Cristóbal Colón en 1492 se hubiera llamado Colombia y no América, pero la Justicia no tiene nada ver con lo histórico, y así fue. Entre otras cosas, Colón nunca creyó que había llegado a un nuevo continente inexplorado por europeos, sino a la parte occidental del continente asiático. Quien sí supo que estaba en una nueva tierra fue Américo Vespucio, comerciante y cosmógrafo que servía a la poderosa familia de los Medici en Florencia. Fue el primero en saberlo. De ahí que sea considerado como el descubridor intelectual del continente americano, motivo por el que se bautizó al Nuevo Mundo en su honor. Fue la representación que hizo de esta tierra, separada de Asia, la que le encumbró como el primer hombre que supo del cuarto continente.

Entre 1502 y 1503 elaboró la conocida Carta de Mondo Novo, la cual iba dirigida a un funcionario florentino en la que le explicaba que aquellas tierras eran un “mundo nuevo”, donde no existía una sociedad compleja como en China, sino gente que iba con taparrabos. Estas conclusiones fueron propias de una persona abierta de mente, cuyo objetivo no era encontrar el paraíso terrenal, sino un lugar nuevo en la Tierra. Tras estas informaciones remitidas por Vespucio, Giovanni Matteo Contarini se puso manos a la obra, siendo el primero en imprimir un mapa del Mundo Nuevo. Ya por entonces, en 1506, se sabía que eran tierras nuevas y que no formaban parte de Asia. Pero estas tierras todavía no recibieron nombre. Sólo un año más tarde dos humanistas pusieron nombre al nuevo continente, cometiendo uno de los mayores “errores” de la Historia. Fue entonces cuando al Nuevo Mundo se le bautizó como “América”.

La Carta de Mondo Novo de Vespucio fue a parar a la Abadía de Saint Dié-des-Vosges en Lorena. Allí, el científico Mathias Ringman y el cartógrafo Martin Waldseemüller cambiaron para siempre la Historia. Financiado por el rey de Lorena, Renato II, ambos elaboraron la Cosmographie introductio, que, ilustrada por un mapa de Waldseemüller, afirmaba que había aparecido la cuarta parte del mundo y que ésta había sido descubierta (“inventio est”) por Américo Vespucio. Grabado en una placa de madera de 2’5 x 1’38 metros, influenciado por el mapa de Ptolomeo, y basado en cartas marinas y relatos de viajeros recientes, el mapa de Waldseemüller nombraba esta nueva porción de tierra por primera vez como “América”, sustantivo femenino, siguiendo la tradición del resto de continentes (Asia, Europa y África). Hoy en día, de este mapa sólo se conserva una copia de las mil que se hicieron, la cual se halla en la Biblioteca del Congreso de Washington.

Foto: lilyputin lilyputins

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 2,00 de 5)
2 5 1
Loading ... Loading ...