Ajedrez: un breve recorrido histórico

Hoy día, el ajedrez es un juego que se practica en los lugares más recónditos del planeta y por personas de todas las edades. Sin embargo, sus orígenes se pierden en la noche de los tiempos, hasta el punto de que no están claros, si bien se los sitúa en la India anterior a nuestra era. En este artículo repasamos su historia.

No caeremos en la exageración si decimos que el ajedrez es uno de los juegos de mesa que mayor dificultad reviste e inteligencia requiere. Hoy día, es practicado en todo el mundo pero sus orígenes no se conocen con certeza. Lo que sí es seguro es que se pierden en la noche de los tiempos y son tan antiguos como la propia civilización.

El experto Duncan Forbes en su magnífica ‘Historia del ajedrez’ (1860), los sitúa en la India, concretamente en el valle del Indo, hacia el siglo VI después de Cristo. Sin embargo, existía un precedente, conocido como Chaturanga, al que se hace referencia en textos escritos hacia el año quinientos antes de nuestra era.

El ajedrez es un juego antiquísimo

El ajedrez es un juego antiquísimo. En la foto, un original tablero.

Según el citado Forbes, su inventor fue Susa Ben Dahir, quién, ante la enfermedad de su Rey, ideó un juego que lo entretuviera. Como el ajedrez agradase tanto al monarca, éste le ofreció lo que quisiera y el sabio Dahir le solicitó una moneda de oro por la primera casilla del tablero y que luego fuera doblando el número por cada una de las casillas restantes. El ingenuo Rey aceptó pero, cuando calcularon la cantidad, se dieron cuenta de que ni todos los tesoros del reino eran suficientes para pagar al avispado inventor. Aunque este relato tiene bastante de legendario, el caso es que, de la India, el ajedrez pasó, a través de las rutas comerciales, a Persia y, de allí, al Imperio Bizantino, que lo extendió a toda Asia.

Los árabes adoptaron el juego y lo perfeccionaron escribiendo numerosos tratados. Además, lo trajeron al sur de Europa –entre los años setecientos y novecientos-, donde también fue acogido con entusiasmo. Uno de sus grandes expertos fue el Rey Alfonso X el Sabio (Toledo, 1221-1284), que también escribió varios textos sobre él. No obstante, el ajedrez siguió jugándose de acuerdo con las normas árabes hasta el siglo XVI.

Sería entonces cuando el juego experimentó notables cambios: la reina se convirtió en la pieza más poderosa en cuanto a sus movimientos, los peones comenzaron a poder avanzar dos casillas y se introdujeron nuevas reglas. Sin embargo, su popularización llegaría en el siglo XVIII: el que, hasta entonces, había sido un juego aristocrático pasó a universidades y casinos logrando aún mayor perfeccionamiento. Y, así, ha llegado a nuestros días convertido en una actividad que se practica en todo el mundo y por personas de todas las edades. Incluso se organizan competiciones en los lugares más recónditos del planeta.

Fuente: Todo Ajedrez.

Foto: Zanatox.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...