Heavies: filosofía y costumbres

Entre las tribus urbanas, hay algunas que podemos considerar ya clásicas por haber cumplido varias decenas de años de existencia. Entre ellas, están los seguidores del Heavy Metal, por ese motivo conocidos como ‘Heavies’, un peculiar grupo fácilmente reconocible por sus largas melenas e indumentaria. Aquí repasamos su filosofía y costumbres.

Aunque últimamente han surgido nuevas tribus urbanas, existen un buen número de ellas que, por su antigüedad, podríamos calificar como clásicas. Los Mods, los Punkies o los Rockers son algunos de estos grupos, pero hay uno que durante un tiempo estuvo muy en boga y que ahora parece hallarse bastante de capa caída, aunque aún continúa contando con numerosos integrantes.

Nos referimos a los seguidores del Rock duro, es decir, a los Heavies, que vivieron su etapa de esplendor a principios de los años ochenta. Habían aparecido en Inglaterra una década antes como una mezcla de la cultura hippie llevada al extremo y la estética de los primeros grupos de Heavy Metal que comenzaban a hacerse populares en las islas británicas.

Foto de un concierto de Iron Maiden

Un concierto de Iron Maiden, uno de los grupos clásicos del Heavy Metal

De hecho, su nombre se refiere a la música característica de estos conjuntos: el citado Heavy Metal, es decir, “metal pesado”, en alusión a los fuertes sonidos metálicos –o eléctricos- que incluían en sus canciones. En cualquier caso, los integrantes de esta tribu urbana son inconfundibles por sus largas melenas, sus vaqueros pegados a la piel, sus cazadoras de cuero, muñequeras con clavos y camisetas estampadas con fotos de sus grupos favoritos, a los que siguen como si de una religión se tratase. Es, además, una ropa utilizada tanto por los hombres como por las mujeres, aunque éstas, a veces, también usan faldas igualmente de cuero.

Precisamente estos conjuntos musicales suelen ser los clásicos de los años setenta, como ‘Iron Maiden’, ‘AC DC’ o ‘Judas Priest’, aunque tampoco les disgustan grupos más actuales, siempre que sigan la estética y las tendencias de aquéllos. Suelen rechazar la autoridad y todo lo que tenga que ver con ella pero esta postura es más ideológica que de práctica cotidiana y acostumbran a ser -a pesar de su aspecto y de las leyendas que circulan en torno a ellos- bastante pacíficos. También tienen su peculiar forma de hablar y gesticular pero, sobre todo, de bailar, con sus singulares gestos de tocar la guitarra y mover la cabeza.

En el pasado, tuvieron conflictos con los Punkies aunque comparten algunos gustos y, actualmente, ya han sido superados. Sin embargo, no encajan bien con los seguidores de la canción disco, electrónica o pop, a los que acusan de escaso conocimiento musical. En suma, se trata de una cultura peculiar que en los últimos años, como decíamos, parece encontrarse un tanto en recesión. Probablemente es lógico, otras tendencias han venido a sustituirla.

Fuente: Telefónica.net.

Foto: Adrián Pérez.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...