Guía para tener éxito

El triunfo es una de los objetivos más ansiados de nuestra sociedad. Un factor clave a la hora de alcanzarlo es nuestra actitud. Aquí os damos algunos consejos..

exito

Dice la Real Academia Española que el éxito es el “resultado feliz de un negocio, actuación, etcétera. Su segunda acepción se refiere a la “buena aceptación que tiene alguien o algo”. Ambas definiciones asocian el término a la felicidad y a la buena actitud del triunfador.

Una creencia muy arraigada es que gracias al éxito se es más feliz, pero el proceso es más bien a la inversa. Es nuestra postura la que nos condiciona a la hora de triunfar, pues nuestra forma de pensar  influye en nuestras decisiones y estado de ánimo. Una buena predisposición y una gran fortaleza para vencer a los problemas son fundamentales para alcanzar nuestra meta. Para lograrla, y también para ser felices, deberemos obviar pensamientos negativos y empezar por tomarnos las cosas de otra manera.

Un primer paso sería prestar atención a todas aquellas expresiones negativas que formulemos, que no son más que un reflejo de nuestro inconsciente. “No puedo”, “yo no podría”, “no lo veo”, son algunas de ellas. Por otra parte, existen algunas pautas básicas de conducta para alcanzar el ansiado éxito:

  • Poder imaginarte triunfando es básico.
  • Tener una meta definida y un plan de actuación.
  • Dividir esa meta en varias partes: cuando consigas una te sentirás mejor y no necesitarás un resultado final tan tangible para seguir con el mismo ánimo que al principio.
  • Centrarse: ir por pasos, no intentar abarcar demasiado para no dispersarnos.
  • Planificar, ser metódico y disciplinado: por el mismo motivo que el del punto anterior.
  • Pedir ayuda cuando la necesitemos: ni orgullo ni vergüenza, no conducen a ningun sitio.

Todo es cuestión de actitud:

  • Disciplina, perseverancia e insistencia.
  • Ser capaz de planificar y seguir este plan.
  • Optimismo: es fundamental pero eso no quiere decir que no seamos realistas, algo que también es fundamental. También hay que ser consciente de lo que queda y no desanimarse.
  • Seguir aprendiendo.
  • Ser capaces de llegar a un equilibrio respecto a las críticas: aceptar recomendaciones pero no caer en los malos comentarios que podrían hundirnos.
  • Seguridad y capacidad para arriesgar: si uno considera que lo está haciendo bien, si sale mal no le comportará ninguna desgracia, pues lo ha llevado a cabo de la mejor manera posible. Quien no arriesga no gana; es importante no darse por vencido
  • Creer en uno mismo: sin ello es imposible triufar. Si tú no crees, ¿pretendes que lo hagan los demás?

Lo cierto es que vistas estas pautas no parece difícil tener éxito, ahora bien, lograr un cambio de actitud es tarea ardua. Una vez hecho, sin embargo, nuestra predisposición será siempre diferente. Además, numerosas investigaciones aseguran que los que triunfan nunca dejan de tener “hambre de éxito”, una cuestión que no está nada mal,  sobre todo después de saber cómo influye todo esto sobre nuestra felicidad.

“Los optimistas enriquecen el presente, realzan el futuro, desafían lo improbable y logran lo imposible”      William Arthur Ward

Fuente/ Yoriento.com

Foto/ Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...