Guía para elaborar un buen currículum vitae

Tal como están las cosas hoy en día, cada vez resulta más dificil encontrar trabajo. Para conseguirlo, debemos luchar con otras muchas personas que desean nuestro puesto. Por ello, dado que la empresa a la que optamos no nos conoce, la única carta de presentación que tenemos es nuestro currículum vitae.Cuanto más atractivo resulte éste, más posibilidades tendremos de lograr el empleo. Hacer un buen currículo no es muy dificil: hay plantillas en word y en internet, pero también es conveniente seguir unos sencillos pasos que adornarán nuestra solicitud. Aquí presentamos algunos.

El currículo o currículum vitae es fundamental a la hora de encontrar trabajo, ya que es nuestra carta de presentación para la empresa en la que queremos trabajar. Por ello, debe causar la mejor impresión posible en su receptor.

Existen multitud de formatos y modelos de currículo diferentes, pero también es cierto que todos siguen unas pautas comunes en cuanto a redacción y orden. Trataremos de proporcionar algunas de éstas a continuación.

A la hora de comenzar a redactar nuestro currículo, lo primero que debemos hacer es tener a mano todos nuestros títulos, diplomas, cursos, becas, premios, etc, que hayamos recibido para que no se nos olvide ninguno a la hora de insertarlo.

Como decíamos, existen un alto número de diseños para realizar el currículo. Las tenemos en Word, pero también en otras páginas especializadas. Incluso hay instituciones que establecen plantillas normalizadas para optar a trabajar en ellas. Cada modelo va orientado hacia distintos tipos de trabajo por lo que resulta conveniente revisarlos.

Una vez seleccionada nuestra plantilla curriculum vitae, podemos empezar a rellenar nuestro currículo. Lo primero que debemos anotar son nuestros datos personales. Incluir algunos como el teléfono móvil o la dirección de correo electrónico muestran que somos personas actuales, que usan las nuevas tecnologías.

A continuación introduciremos nuestra formación académica. Debemos mencionar en orden ascendente todos los títulos reglados obtenidos, indicando lugar y fecha de inicio y de finalización.

Seguidamente, añadiremos todos los cursos, becas, diplomas y demás información relacionada con la enseñanza no reglada.

El siguiente paso corresponde a nuestra experiencia profesional. Este apartado es fundamental, por lo que, cuanta más información brindemos, mejor. Debemos consignar nuestros anteriores trabajos, las funciones desempeñadas, el nombre y actividad de la empresa y los éxitos alcanzados. También incluiremos aquí las prácticas realizadas como estudiante. El listado de trabajos se realiza de forma inversa al tiempo, es decir, reflejando en primer lugar el último trabajo que hemos tenido.

Por último, señalaremos otros conocimientos adicionales que poseamos, tales como idiomas, informática, carnet de conducir, vehículo y otros datos que nos ayuden a conseguir el trabajo.

Tampoco es negativo adornar nuestro currículo indicando algunos hobbys o aficiones que tengamos y que ayuden a conocernos mejor. Al igual que con una carta respetuosa de presentación donde hablemos de los motivos por los que nos interesa el trabajo.

Siguiendo estos sencillos pasos, causaremos una buena primera impresión a la empresa ofertante del trabajo que deseamos.

Fotos: Trabajando: Mattes en Wikimedia | Mesa de trabajo: John N. en Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...