Guía básica para elaborar una página web

Una página web resulta útil para cualquiera. Si somos una empresa, para publicitarnos y vender nuestros productos con más facilidad. Si somos una asociación, para realizar anuncios a nuestros afiliados, proporcionarles herramientas informáticas y darnos a conocer. Y, si somos un particular, para colgar en ella lo que queramos. Por ello, intentamos, en este artículo, facilitar unas nociones básicas para fabricar nuestra propia página web, así como algunas direcciones de interés.

Siempre es interesante tener nuestra propia página web. Si somos profesionales, es una forma de darnos a conocer y ofertar nuestros servicios. Si somos una asociación, también podemos difundirnos a través de ella y comunicarnos con nuestros afiliados. Y si, en cambio, somos simplemente aficionados a la informática, podemos incluir en ella lo que queramos. Por ello, intentaremos proporcionar un manual básico sobre cómo crearla. No es difícil hacerlo.

En primer lugar, tenemos que elegir un proveedor de alojamiento web donde almacenar nuestra página. Existen en la red un sin fin de sitios que lo ofrecen, incluso de forma gratuita: http:// galeon.hispavista.com, http://gratisweb.com, etc. Para decidirnos por un alojamiento debemos tener presentes algunos factores, tales como espacio web, accesibilidad, tasa de transferencia, condiciones de servicio, etc. Revisando foros informáticos encontraremos multitud de opiniones sobre cada proveedor.

Una vez elegido éste, debemos pensar un nombre para nuestro dominio. Generalmente, la misma empresa que nos ofrece el alojamiento nos permitirá registrar dominios. Existen muchísimos, pero un “dominio.com” puede costarnos unos diez euros.

Una vez superados los dos pasos anteriores, podemos comenzar a crear nuestra página web. Para ello, contamos con editores gratuitos –Fresh, Basic- o programas más completos – Dreamweaver, Homesite, Frontpage-. Todos ellos nos brindan instrucciones sobre los pasos a seguir.

Si deseamos añadir fotos a nuestra web, como es lo lógico, también podemos ayudarnos de algunos programas de edición de fotografía y diseño: Photoshop, Fireworks, Corel o usar un software gratuito. Mediante ellos, cortaremos las imágenes que luego añadiremos a nuestra página. Además, nos servirán también para crear el diseño de la misma, que luego exportaremos al editor Html.

Ya hemos creado nuestra página web. Nuestra última tarea será publicarla en el alojamiento web escogido. Existen proveedores que tienen su propio sistema de carga de páginas, como por ejemplo Web FTP, que, además, nos brinda las instrucciones para hacerlo. En otro caso, podemos hacerlo a través de un cliente FTP, como Cute FTP. En esta segunda opción, debemos abrir nuestro programa y acceder al alojamiento con los datos que nos ha proporcionado nuestro ISP (proveedor de alojamiento), dirección, usuario y contraseña. Una vez allí, subiremos las páginas que hemos incluido en nuestra web, siguiendo las instrucciones proporcionadas por el programa de FTP.

Una vez realizados todos estos pasos, tendremos nuestra página web creada y podremos ir a ella con el nombre del dominio que hemos adquirido. Como vemos, es relativamente sencillo.

Fotos: Antiguo ordenador IBM: Majestic en Wikipedia | Ordenador portátil en funcionamiento: Husky en Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...