El Rugby: un deporte retratado por el Cine

Aunque no alcanza los niveles de popularidad mundial del Fútbol, el Rugby es también un deporte de masas, especialmente en los países anglosajones. Por ello, el Cine se ha ocupado de él, tomándolo como base argumental para varias películas. En este artículo repasamos algunas de las más interesantes.

Aunque a nivel mundial no llega a los extremos de popularidad del Fútbol, el Rugby es también un deporte de masas, en especial en los países anglosajones, donde nació y en los que alcanza en número de seguidores a aquél. Incluso en Estados Unidos, en su variante denominada Fútbol americano, lo supera en aficionados y la final de su liga es el evento más visto por televisión.

Existen diversas teorías sobre sus orígenes, aunque la más extendida los fija en el llamado fútbol medieval británico, un rudimentario juego de pelota del que también se cree que deriva el fútbol moderno. No obstante, la primera forma de rugby contemporánea es la que creó William Webb Ellis, un alumno del Colegio de Rugby (de ahí su nombre).

El Rugby ha sido retratado por el Cine

El Rugby ha sido bastante utilizado por el Cine (en la foto, un partido de este deporte).

Dada su popularidad actual, no es extraño que el Cine se haya ocupado abundantemente del Rugby. Una de las mejores películas que sobre este deporte se han rodado es ‘This sporting life’, titulada en castellano ‘El ingenuo salvaje’ y dirigida por el inglés Lindsay Anderson –que también participó como actor en la mítica ‘Carros de fuego’– en 1963. Interpretada por Richard Harris y Glenda Jackson, cuenta la historia de Frank Machin, estrella del equipo de rugby de un pequeño pueblo minero del norte de Inglaterra. Es un hombre arrogante y violento al que cambiará la relación con su casera, una joven viuda.

También excelente, aunque en tono de comedia, es ‘Up and Under’‘No hay pelotas’-, dirigida en 1998 por John Godber e interpretada por Gary Olsen, Richard Ridings y Samantha Janus. El protagonista es Hoyle, un ex-jugador que se hace cargo de un modesto equipo aficionado con objeto de ganar una apuesta: vencer al mejor equipo de la liga inglesa y así demostrarles que no son imbatibles. Más juvenil es ‘Forever strong’, de 2008 y dirigida por Ryan Little. Sean Faris interpreta al clásico chico rebelde que, tras jugar un partido con su equipo, se va de juerga y sufre un accidente de coche. Al no ser la primera vez, es condenado a pasar una temporada en un penal para jóvenes.

Por último, la francesa ‘Mi hijo y yo’, dirigida en 2010 por Philippe Guillard, trata sobre las sagas de jugadores. Jo Canavaro es una estrella de Rugby, hijo y nieto de grandes figuras de este deporte, que no puede soportar que su propio hijo Tom sea un mal jugador. Se trata, igualmente, de una comedia. Como vemos, hay películas para todos los gustos, éstas son tan sólo algunas muestras.

Fuente: Filmaffinity.

Foto: K4dordy.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...