Consejos para ahorrar combustible

Ahora que llegan las vacaciones, se producen muchos desplazamientos en coche. Por ello, no vendrán mal unos sencillos consejos que nos permitirán ahorrar hasta un quince por ciento de combustible, a la vez que vamos más seguros y contaminamos menos. Aquí los presentamos.

En esta época, muchas personas disfrutarán de sus vacaciones y harán viajes. En muchos casos, éstos serán a bordo de sus automóviles. Por ello, no estará de más que tengan en cuenta unos sencillos consejos para ahorrar combustible, puesto que, en los tiempos que corren, todo lo que suponga menor gasto, siempre es bienvenido.

Y es que, en función de cómo sea nuestra conducción, podemos ahorrar una cantidad importante de gasolina o gasoil –se calcula que hasta un quince por ciento– y, además, mejoraremos nuestra seguridad al volante y ayudaremos a reducir la contaminación acústica y la de Co2.

Un moderno automóvil

Un moderno automóvil

Como decíamos, para ahorrar combustible, basta seguir unos sencillos consejos. El primero ha de ser, por fuerza, conducir con moderación. Ello es bueno para nuestra seguridad y la de los que nos acompañan, pero, además, llevar una velocidad adecuada, evitar aceleraciones y frenadas bruscas y prever y anticiparse a las incidencias de la carretera ayuda a que el vehículo consuma menos. También lo hace, asímismo, conducir con marchas largas. Del mismo modo y en la medida de lo posible, si utilizamos el motor para frenar, reduciendo a una velocidad más corta, lograremos un menor desgaste de neumáticos.

Por otra parte, es recomendable, antes de partir, planificar la ruta que vamos a llevar. Escogerla con anticipación nos permitirá evitar atascos, en los que el consumo se dispara. En este sentido, si nos vemos envueltos -pese a ello- en uno, es conveniente apagar el motor siempre que la parada dure un minuto o más.


Otra buena recomendación es mantener siempre el coche a punto. Si éste se encuentra en buenas condiciones, gastará menos, pues se evitarán rozamientos y resistencias innecesarias. Por ello, debemos controlar el estado de los neumáticos, el del motor y revisar los niveles de aceite y de agua.

Una autovía descongestionada

Una autovía descongestionada

Junto a ello, hay otros factores que ayudan a ahorra combustible. Los elementos exteriores, como las bacas, que modifican la aerodinámica, aumentan el consumo. Igualmente lo hace el uso del aire acondicionado y la sobrecarga de equipaje, pues está hace que el vehículo pese más y tenga que hacer un mayor esfuerzo para desplazarse.

Como decíamos, son unas sencillas ideas que nos permitirán ahorrar dinero, ir más seguros y cuidar el medio ambiente. Por tanto, merece la pena intentarlo. Y, si alguien que esté leyendo esto va a partir de vacaciones, ¡Buen viaje y feliz estancia!.

Fotos: Automóvil: Rama en Wikipedia | Autovía: Love Krittaya en Wikimedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...