Cómo ser un buen street surfer

Desde que apareciera el popular Skate, se han sucedido distintas modalidades que pretenden aumentar su dificultad. Una de las últimas variantes es el llamado Street surf o Waweboard, que trata de combinar aquél con el Snowboard y el Surf. Aquí explicamos en qué consiste.

Aunque la denominación pueda parecer un tanto contradictoria –»practicante del Surf en la calle»-, el denominado Street surf o Waveboard no es otra cosa que una variante del mítico Skate, que cuenta con millones de aficionados en todo el mundo. Y es que, desde que surgiera éste, no han parado de aparecer diferentes modalidades que tratan de superar su dificultad.

De esta suerte, podríamos definir el Street surf como una combinación de Skate, Snowboard y Surf que se practica con un wave o instrumento similar a un monopatín pero formado, en vez de una, por dos plataformas pivotantes que están unidas por una barra y se mueven horizontalmente de modo autónomo. Además, cuenta con dos ruedas, frente a las tradicionales cuatro de la tabla de Skate. Todo ello incrementa la dificultad, pues, además de mantener el equilibrio, es preciso coordinar ambas piernas para manejarlo.

Foto de una wave

La moderna tabla tipo wave

El objetivo es que el practicante, una vez situado sobre la plataforma, no vuelva a pisar el suelo. El equilibrio se consigue con las piernas pero, muy especialmente, con los pies y el movimiento que se logra se asemeja al de un pez bajo el agua. Los giros, por su parte, se hacen inclinando la plataforma trasera en la dirección opuesta a la que se quiere ir; al tiempo, se debe flexionar la delantera en sentido contrario para conservar el equilibrio.

El origen de esta modalidad se halla en California, donde, en el año 2004, los hermanos Jasun y Mark Weiner buscaban la fórmula para realizar en la calle los movimientos propios del Snowboard. Y, tras consultar con distintos ingenieros y expertos skaters, patentaron el modelo wave, una tabla que se basa en dos puntos de apoyo unidos por una barra que ejerce como elemento estabilizador. En tan sólo unos años, el Street surf se ha extendido por Estados Unidos, donde cuenta con cientos de miles de practicantes y, en los últimos tiempos, también por Europa.

Sin duda, a ello ha contribuido el gran número de aficionados al Skate pero también el módico precio que cuesta comenzar, ya que una de estas tablas ronda los cien euros. Hay que tener en cuenta que, sobre todo para dar nuestros primeros pasos, debemos adquirir también un casco, unas rodilleras y unas coderas porque, hasta que cojamos el truco al wave, seguramente nos caeremos más de una vez. Pero estos elementos pueden incrementar el coste en unos treinta euros más que no es nada.

Fuente: Para Saber.

Foto: Marco Raaphorst.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...