Cómo mantener sano a nuestro gato

Los gatos son animales muy bonitos y excelentes mascotas pero, como les gusta la independencia, pueden enfermar con facilidad. Por ello, debemos seguir unas mínimas pautas para mantenerlos sanos. Aquí explicamos las más importantes.

Los gatos son unos animales muy hermosos a los que les gusta ser mimados y constituyen una buena opción a la hora de escoger una mascota. No obstante, como también les gusta la independencia y hacer de las suyas por ahí, pueden enfermar con facilidad.

Por ello, para mantener sano a nuestro gato, además de llevarlo al veterinario para que lo vacune, debemos seguir unas pautas concretas. A continuación exponemos las más importantes de ellas.

Foto de un gato

Un bonito gato descansando

En cuanto a la alimentación, es imprescindible proporcionarle una dieta que equilibre atún u otro pescado azul y otro tipo de comida. En las tiendas de mascotas existen preparados específicos para ellos. Pero, en cualquier caso, podemos hacérsela nosotros mismos siguiendo esta orientación. También hay que tener en cuenta que debe comer tres veces al día en raciones medianas. Y, junto a la comida, es conveniente que tenga siempre un plato con agua fresca. Al igual que nos sucede a los humanos, es importante que los gatos beban.

La limpieza es también importante. Aunque no son muy amigos de meterse en el agua, son animales bastante limpios. No obstante, en casa deben contar con una caja sanitaria con arena que debemos limpiar dos veces al día.

También es importante cepillarlos. La frecuencia depende de la cantidad de pelo que tenga el gato: si éste es abundante, lo haremos cada dos días pero, si es escaso o corto, bastará con hacerlo dos veces a la semana. El cepillado es necesario para evitar que se formen bolas de pelo.

En lo que respecta a sus uñas, es sabido que son una de las principales armas del gato. Pero, en una casa, pueden destrozar los muebles. Por ello, podemos cortárselas cada dos o tres semanas, siempre con unas tijeras especiales como las que utilizan los veterinarios. Si tememos hacerle daño, lo mejor es llevarlo a éstos para que se las corten.

Asímismo, es importante que el gato tome el Sol, que es fuente de vitamina D. Conviene dejar las persianas abiertas para ello pero nunca las ventanas porque probablemente se escapará. Además, si puede mirar a la calle, estará más entretenido.

Igualmente, para que se divierta, existen numerosos juguetes para ellos que podemos comprar en cualquier tienda de mascotas e incluso en supermercados. Algunas ideas originales son los ratones que funcionan a cuerda, las serpientes de peluche o pequeñas bolas que rebotan.

Con estas sencillas pautas, nuestro gato vivirá más alegre y saludable durante mucho tiempo.

Fuente: Wikihow.

Foto: Gato: Lmbuga en Wikimedia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...