¿Cómo mantener la arena del gato más limpia?

Os damos una serie de ideas y recomendaciones que os permitirán mantener limpia durante más tiempo la caja de arena de vuestro gato.

Arena del gato

Los gatos están entre las mascotas que menos trabajo proporcionan a sus dueños. No son como los perros, que requieren que los saques a la calle varias veces al día. Con los gatos no existe este tipo de necesidad, lo que implica poder centrarnos en otras cosas y nuestro tiempo con ellos invertirlo en pasarlo bien. No obstante, sí es importante que nos ocupemos de que la arena del gato, la caja de arena para ser más específicos, siempre está lo más limpia posible.

Para ello hay varios factores que podemos tener en cuenta. El primero es que al fin y al cabo, intentemos no dejar la caja demasiados días sin limpiar. Cuantos más días la dejemos, más nos costará limpiarla la próxima vez. Esto es una máxima fundamental que conviene no olvidar.

Por otro lado, es recomendable que utilicemos una bolsita de caja de arena que se puede comprar en tiendas especializadas en mascotas. Estas bolsitas son de usar y tirar y se colocan sobre la caja a modo de protector. De esta manera, la arena se echa encima de la bolsa y para hacer el cambio solo debemos retirar la bolsa y poner una nueva, ahorrando tiempo y esfuerzo. Esto evita que la caja sufra la erosión de la orina del gato, lo que aumenta la limpieza.

También es bueno que, si tenemos ocasión, vayamos recogiendo con la pala todos los excrementos que deja nuestra mascota. Esto para ella será vital, dado que es fácil saber que los gatos son animales muy limpios a los que no les gusta tener su caja de arena llena de residuos. Además, evitará malos olores y también ayudará a que la caja dure más tiempo antes de cada cambiado.

Así mismo, es recomendable usar tipos de caja específicos. Los que tienen borde son muy recomendables y no es difícil tener uno, dado que la amplia mayoría siguen este diseño. También son recomendables los que son cerrados y cuentan con un compartimento a modo de puerta por donde entra el gato. Estos últimos evitan que el mal olor salga fuera de la caja, lo que hace que pueda ayudar si queremos tener la caja o necesitamos tenerla en un lugar en el que solamos estar.

Por último, no podemos olvidar la importancia de contar con una tierra-arena adecuada, además que sea beneficiosa para aumentar la higiene. Normalmente las más baratas no disponen de propiedades higiénicas, por lo que se acabarán mucho antes.

Foto: Laura Bittner

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...