Cómo convertir botellas en objetos decorativos

A la hora de decorar nuestra casa, es buena idea reconvertir objetos de uso cotidiano en bonitos adornos. Una opción en este sentido son las botellas, que pueden decorarse de distintas formas -decoupage, pintura o creación de figuras- de modo muy sencillo.

Cuando decoramos nuestra casa, todos buscamos tiendas en las que encontrar objetos que nos gusten y nos parezcan apropiados. Es una posibilidad pero existen otras. Y es que, muchas veces, no reparamos en que, con un poco de imaginación, podemos hacer nosotros mismos esos objetos y ahorrarnos un buen dinero.

Si tenemos inquietudes artísticas, no precisamos nada más. Hay un sin fin de posibilidades, desde las más sencillas hasta otras más complejas, que pueden convertir un simple material de uso diario en un bonito adorno.

Foto de unas botellas decoradas

Botellas decoradas

Una de estas opciones son las botellas. Algunas son ya de por sí verdaderas obras de arte por su forma pero, además, podemos utilizar distintas técnicas para decorarlas de tal forma que obtengamos objetos de diferentes aspectos.

Una de ellas es el llamado decoupage, que consiste en pegar sobre un material una o varias capas de papel o tela, de tal forma que quede adornado. El límite lo pone nuestra imaginación.

Para hacerlo, basta cubrir la botella con un papel blanco pegado con cola. Esta primera capa servirá como base. Seguidamente, las opciones son variadas: podemos recortar la imagen de uno o varios objetos y pegarlas sobre ella haciendo una especie de collage o, simplemente, pegar encima papel decorativo del tipo que se utiliza para envolver regalos.

Otra técnica, quizá un poco más compleja, se realiza con pintura. En este caso, se da a la botella una primera capa de barniz para que aquélla quede bien adherida. Posteriormente, aplicamos la pintura, preferiblemente acrílica.

Aquí, al igual que en el caso anterior, las posibilidades son ilimitadas y lo mejor es dar rienda suelta a nuestra imaginación. Si sabemos pintar, podemos realizar un trabajo realista. Si somos principiantes, uno abstracto o simplemente una combinación de colores. Todo es válido si queda bonito.

Una tercera opción es crear figuras con botellas de plástico. Para hacerla, sencillamente se unen éstas con cinta adhesiva hasta formar la figura deseada. Una idea sencilla es hacer un perro pero, si ya tenemos práctica, podemos complicarlo hasta extremos de verdadera obra artística. Depende de nuestra habilidad e imaginación. Una vez acabada la figura, incluso podemos pintarla o añadirle algún tipo de adorno.

Como vemos, se trata de tres sencillas ideas que nos permitirán convertir botellas que, probablemente, iban a acabar en la basura en bonitos adornos decorativos. Además, se trata de una manualidad amena para nuestro tiempo libre.

Fuente: Facilísimo.com.

Foto: Botellas decoradas: Unforth en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...