Cómo comportarse ante una fuga de gas

El gas es un elemento muy útil para nuestra vida diaria pero también puede ser muy peligroso. Una simple fuga puede terminar en un desastre de consecuencias irreparables. Por tanto, es importante saber qué hacer cuando sospechamos que una de aquéllas se ha producido. Aquí explicamos cómo actuar.

El gas, para bien o para mal, está presente en nuestra casa. Ya sea en forma de conexión exterior ya como bombonas de butano, todos necesitamos de él. Pero puede ser muy peligroso.

Es posible que alguna vez, al entrar en la cocina de nuestra casa, hayamos notado olor a gas. Puede deberse a que nos hemos olvidado un hornillo abierto o, en casos más graves, que tengamos una fuga.

Foto de una cocina

Una cocina en plena instalación.

Cuando ese olor es muy fuerte, ésta puede ser seria y lo más importante es ponerse a salvo. Lo primero es sacar de allí a todas las personas: si el aire es irrespirable o podemos percibir el gas saliendo, lo mejor es alejarse y avisar inmediatamente a los demás vecinos y a los bomberos.

Naturalmente, nunca debemos encender la luz pues la chispa originaría una explosión. Ni siquiera debemos usar el teléfono mientras estemos cerca, ya que su electricidad actuaría igualmente como detonante.

Si en cambio se trata de un olor a gas menos intenso, el primer paso a seguir es abrir todas las ventanas y las puertas, de forma que se origine una corriente de aire que expulse el gas al exterior.

Seguidamente, revisaremos los hornillos de la cocina. Pueden haber quedado abiertos involuntariamente y basta cerrarlos para detener la fuga. Una vez hayamos ventilado, el problema quedará resuelto.

Si los hornillos están cerrados, el problema puede encontrase en la llave de paso del gas, en una tubería o, si tenemos una bombona, en un defecto de ésta. Por tanto, si no encontramos el origen, lo mejor es cerrar la entrada de gas, ventilar y avisar a la compañía suministradora para que lo busque y lo repare.

Debemos tener en cuenta que una fuga de gas, por pequeña que sea, tiene que ser solucionada. De lo contrario, éste seguirá saliendo y una simple avería puede convertirse en un desastre.

En cualquier caso, si tenemos alguna duda, como decíamos, lo primero es poner a salvo a todas las personas que estén en peligro y llamar a los bomberos, que son especialistas en lidiar con este tipo de problemas.

Y, como norma general, aunque no estemos seguros de la fuga, simplemente nos lo parezca, bajo ningún concepto podemos encender la luz o cualquier otro tipo de instrumento de fuego que produzca una chispa.

El gas es muy útil para nuestra vida diaria pero también puede ser muy peligroso. Por ello, toda precaución con él es imprescindible.

Fuente: Wikihow.

Foto: Cocina: Juan Jaén en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...