Algunos consejos para combatir la alergia

Con la primavera, llega todos los años un visitante muy molesto para quién lo padece: la alergia. Presente todo el año, en estas fechas se agudiza. Por ello, debemos seguir una serie de pautas que, si no nos la curan, al menos nos aliviarán.

Ha llegado la primavera y, con ella –para muchos- un incómodo visitante que regresa todos los años: la alergia. No es que quién la padece no la note el resto del año, pero sí es cierto que en esta estación se agudiza, proporcionando muchas molestias y malestar.

Estornudar frecuentemente puede ser síntoma de alguna alergia

Estornudar frecuentemente puede ser síntoma de alguna alergia

Podríamos definir genéricamente la alergia como una reacción del organismo ante un agente externo. Éste puede ser muy variado –hongos, compuestos químicos, etc-, pero los más comunes son el polen y el polvo. Los principales síntomas son problemas respiratorios, picores, dermatitis y conjuntivitis. Se calcula que un veinticinco por ciento de la población española padece algún tipo de esta enfermedad.

No obstante, la alergia se cura con un tratamiento adecuado. Por ello, el primer consejo es visitar al alergólogo para que éste determine si la padecemos o no y, en caso afirmativo, nos proporcione la terapia adecuada. Pero, además, existen algunas cosa que nosotros podemos hacer para aliviar el problema.

Si ya hemos sido diagnosticados, no estará de más volver al especialista en estas fechas para que refuerce nuestro tratamiento. Además, como normas generales, debemos seguir las siguientes:

Leer las composiciones de medicamentos, cosméticos y alimentos para comprobar si contienen alguna sustancia que pueda provocarnos un ataque. Si tenemos animales en casa, debemos bañarlos todas las semanas, pues, si no lo hacemos, pueden traer de la calle partículas nocivas. Es también conveniente evitar el humo del tabaco y dormir alejado de plantas y flores que polinicen por el aire. Y, en invierno, para evitar la sequedad que producen las calefacciones, debemos colocar un recipiente con agua encima de los radiadores.

El polen de las flores es el alergeno más común

El polen de las flores es el alergeno más común

El polen es inevitable en primavera, pero puede reducirse el contacto con él a través de medidas preventivas como usar gafas de sol, evitar los paseos por el campo y otras actividades que impliquen contacto con sus partículas (cortar césped, barrer terrazas, etc) o viajar con las ventanillas del coche cerradas.

Si, por otra parte, padecemos alergia al polvo o a algún hongo, es recomendable limpiar y ventilar con frecuencia la casa, pero sin levantar polvo. También debemos prescindir de moquetas, alfombras y cortinas en beneficio de suelos de materiales lisos, como el gres o el terrazo. Las paredes es mejor que estén pintadas con materiales plásticos lavables. Igualmente, el exceso de muebles genera polvo. Y, en el dormitorio, son más recomendables los colchones de látex o goma espuma -que, además, deben aspirarse con frecuencia y la ropa de cama de tejidos sintéticos.

Si seguimos todos estos consejos quizá no curemos nuestra alergia, pero seguro que nos alivian de sus síntomas.

Fotos: Muchacha estornudando: Sette en Flickr | Flores: Epibase en Wikimedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...