Técnicas importantes de trabajo para Photoshop

Los iniciados a Photoshop como todos los iniciados a una determinada aplicación o lenguaje de programación, desean aprender conceptos y lecciones que les sean prácticos desde el primer momento. Aquí vamos a presentar una serie de conceptos y técnicas sencillas que permitirán a los no muy familiarizados con Photoshop, aprender a manejar más eficientemente esta destacada herramienta de diseño. Para trabajar con imágenes, es necesario comprender una término básico que caracteriza en buena manera a una imagen, la resolución. Este concepto hace referencia a la cantidad de píxeles que contiene una determinada imagen o porción de esta. Existen otros conceptos que definen o caracterizan a una imagen como la profundidad de color, el formato, … pero la resolución suele ser a menudo el mas importante.

Los iniciados a Photoshop como todos los iniciados a una determinada aplicación o lenguaje de programación, desean aprender conceptos y lecciones que les sean prácticos desde el primer momento. Aquí vamos a presentar una serie de conceptos y técnicas sencillas que permitirán a los no muy familiarizados con Photoshop, aprender a manejar más eficientemente esta destacada herramienta de diseño.

Para trabajar con imágenes, es necesario comprender una término básico que caracteriza en buena manera a una imagen, la resolución. Este concepto hace referencia a la cantidad de píxeles que contiene una determinada imagen o porción de esta. Existen otros conceptos que definen o caracterizan a una imagen como la profundidad de color, el formato, … pero la resolución suele ser a menudo el mas importante.

Vamos a empezar destáncado las más importantes operaciones que se pueden realizar sobre imágenes.
Entre las operaciones que se encuentran dentro de aquellas que manipulan las dimensiones de estas, tenemos operaciones de ajuste de dimensiones, modificación del tamaño del lienzo, escalar imágenes, darles perspectiva …

Es importante en este primer punto, aprender a diferenciar entre tamaño de lienzo y tamaño de imagen. El tamaño de lienzo se refiere a las dimensiones de la superficie ó de las imágenes que contenga este. El tamaño de imagen, sin embargo, hace referencia a todo el conjunto, tanto lienzo como imágenes existentes. Para acceder a estas dos características de la imagen, iremos al Menu principal -> Imagen.

Cuando necesitemos duplicar una imagen (o parte de la misma) con la que estemos trabajando para mantener esta como original, podemos recurrir a varios métodos todos igual de validos pero con diferentes criterios. La forma más sencilla no es copiar y pegar como pudiese parecer sino ir directamente al Menú principal – Imagen – Duplicar, introducir el nombre de la imagen copia y listo.



Trabajar con una aplicación lleva a cometer errores de los que se desea poder volver al estado inmediatamente anterior. Photoshop como otras aplicaciones dispone de diferentes formas de volver a estados anteriores ante un la existencia de un fallo.

Tenemos a nuestra disposición una paleta completa para este propósito que nos permitirá deshacer hasta una máximo de 100 cambios. Las diferentes posibilidades para realizar correciones son:
Interrumpir una modificación, es una acción que llevamos a cabo mediante la tecla ESC mientras se esta aplicando una operación. Deshacer la última acción, será posible haciendo uso de la combinación de teclas Ctrl-Z ó desde el menu Edición.

Volver pasos atrás, es posible mediante la utilización de la palesta Historia o través del uso continuado de la combinación de teclas Alt-Ctrl-Z. Por último, otra de las operaciones destacadas para recuperar estados anteriores es la que ofrece el menú Archivo – Volver. Gracias a “Volver” podremos recuperar la última versión del trabajo que hayamos guardado.

Dado que el almacenamiento de estados anteriores en la paleta Historia, aumenta el uso de memoria, podemos eliminar los estados que no necesitemos mediante la operación Purgar del menu Edición. Este es un consejo muy práctico cuando este usando un PC con recursos de hardware limitados.

Una de las técnicas que más nos puede acelerar el trabajo antes determinadas situaciones, es la que hace uso de la Varita mágica. Su principal utilidad reside en la capacidad que tiene para realizar selecciones de secciones de una imagen. Sin embargo posee una limitación y es que las selecciones sólo serán perfectamente efectivas cuando los colores de las imágenes que tratemos, sean uniformes. De lo contrario obtendremos selecciones parciales que poco nos ayudaran.

Si lo que deseamos no es seleccionar una parte concreta de una imagen, sino conocer cual es color exacto de una zona concreta, deberemos utilizar la herramienta Cuentagotas, ubicada al igual que la Varita mágica, en la Barra de herramientas. Seleccionando dicha herramientas y únicamente haciendo clic sobre la zona deseada, obtendremos en la paleta de color frontal (paleta principal de la Barra de herramientas) el color que buscamos.

Siguiendo con las técnicas mas utilizadas, llegamos al momento en el que necesitamos eliminar de una imagen el fondo y obtener así una imagen que se acople perfectamente con una fondo blanco o que sirva como imagen transaparente dentro de fondos de diversos colores. El botón Borrador de fondos, ubicado en la Barra de herramientas no permitirá realizar esta tarea.

El botón con forma de goma de borrar, contiene el borrador de fondos. Manteniendo el botón apretado sobre esta herramientas, se nos desplegara las diferentes herramientas de este tipo y podremos seleccionarla. Una vez seleccionada, podremos ajustar el tamaño del borrador y la forma para a continuación y con paciencia eliminar las zonas que deseamos que no aparezcan.

Trabajar con textos en Photoshop no sólo es sencillo sino que además podemos acceder a una amplia gama de opciones para modificar el aspecto de los textos que introducimos en una imagen. Estas modificaciones se llevan a cabo desde la propiedad “Propiedades de fusión” de una capa de texto.

Tras haber escrito el texto que necesitemos, podremos dirigirnos a la paleta de capas y bien haciendo doble clic o clic con el botón + Opciones de fusión, accederemos a toda una amplia gama de opciones para modificar el aspecto del texto. Gracias a la previsualización que ofrece esta herramienta, podremos ver en muchos casos, como quedan los cambios que vamos intrdociendo en la imagen desde este panel.

Las reglas son otro servicio que nos servirá de gran ayuda cuando trabajemos con maquetas y necesitemos medir distancias para crear nuevas capas, rellenos o degradados parciales. Podemos visualizar las reglas acudiendo al Menu principal donde seleccionaremos la opción Reglas. Con CTRL-R las desactivaremos. Estableceremos las unidades de medida dentro del menu Archivo – Preferencias – Unidades y reglas.

Por último, Photoshop dispone de una utilidad que nos permite repetir operaciones sobre una o varias imágenes sin tener hacer todos los pasos manualmente. Con la paleta acciones, podremos grabar una serie de acciones y después aplicarlas sobre una imagen simplemente apretando un botón (Reproducir acciones).

El proceso es sencillo. Creamos una nueva acción en la paleta Acciones y con ella ya creada y cuando tengamos claro las operaciones que deseamos guardar para ser repetidas, hacemos clic en el boton de “Iniciar grabación”, que se encuentra ubicado en la parte inferior de esta paleta. Desde ese momento, todas las operaciones que realicemos sobre una imagen, serán grabadas en dicha Acción hasta que detengamos esta haciendo clic en el botón cuadrado de la parte inferior (Detener grabación).

Con estas técnicas y utilidades, un usuario iniciado de Photoshop tendrá acceso a algunas de las operaciones que con más frecuencia son utilizadas dentro de esta aplicación.

FUENTES: Photoshop 7. Edirorial Anaya. Nicolas Sanchez Biezma

FUENTES GRAFICAS: Wikipedia y capturas de PC

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...