Salud dental y enfermedades

Enfermedades bucodentales como la periodontitis pueden incrementar el riesgo de padecer diabetes, problemas cardiovasculares e incluso disfunción er

Morguefile.com

¿Sabía que descuidar la salud de sus dientes puede provocar problemas cardíacos y lesiones musculares? ¿Y que puede incrementar su riego de padecer diabetes?

Aunque muchas personas lo desconocen, cuidar la salud de nuestros dientes es vital para mantener el resto de nuestro organismo en buenas condiciones. No en vano, la boca es una de las partes de nuestro cuerpo más expuesta al contacto de virus y bacterias, por lo que tener una higiene bucal adecuada es la base para evitar males mayores en nuestro organismo.

Así, por ejemplo, los científicos han descubierto que la periodontitis crónica, es decir, la etapa más avanzada de la enfermedad de las encías, podría estar relacionada, por ejemplo, con la disfunción eréctil.

El motivo es que la placa bacteriana, causante de la periodontitis, no se queda sólo en la boca sino que pasa a toda la circulación sanguínea, afectando a ésta y produciendo una inflamación sistema de las arterias que , según un estudio realizado en Israel a 305 hombres de más de 30 años de edad, bloquea el riego sanguíneo al miembro viril dificultando que se produzca la erección.

Pero, aunque quizá este descubrimiento sea de los más llamativos, lo cierto es que nuestra vida sexual no es la única que puede resentirse cuando descuidamos la higiene de nuestros dientes. Se sabe, por ejemplo, que las mujeres embarazadas que padecen algún tipo de enfermedad bucal como la periodontitis o la gingivitis (caracterizada por el sangrado abundante de las encías al masticar o durante el cepillado), tienen una mayor predisposición a los partos prematuros. De hecho, se calcula que el 80 por ciento de las mujeres embarazadas que, teniendo algún tipo de dolencia bucal, no recibe tratamiento, acaba dando a luz antes de que el embarazo llegue a término.

También diabetes y enfermedades cardiovasculares Y es que, aunque no solemos ser conscientes de ello, la placa bacteriana, responsable de las agresiones a nuestros dientes y encías, es un factor de riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes e incluso problemas respiratorios.

La razón para ello es sencilla: cuando la placa se acumula en cantidades elevadas, no solo dañan nuestros dientes y encías, sino que destruye nuestra protección frente a microorganismos que , a través de las lesiones que se producen en nuestra boca, pasan , como hemos dicho, al torrente sanguíneo. Desde ahí, esas bacterias pueden, por ejemplo, llegar a las células que forman la pared interna de nuestro corazón (endocardio), inflamarlas y producir lo que se conoce como endocarditis. La fatiga, la aparición de soplos en el corazón o las dificultades respiratorias son algunos de sus síntomas y, si no se trata a tiempo y aparecen complicaciones puede producir un accidente cerebrovascular como el ictus. Se calcula que el 43 por ciento de los casos de endocarditis están relacionados con enfermedad periodontal no tratada.

Wikimedia Commons

Nuestros pulmones tampoco se librán de la acción negativa de la enfermedad bucal en nuestro organismo. Del mismo modo que las bacterias pueden pasar de nuestra boca a nuestras células cardíacas, pueden pasar también a las pulmonares, por lo que nuestro sistema inmune intentará defenderse segregando sustancias que inflaman nuestras vías respiratorias produciendo neumonías y cuadros de incapacidad para respirar.

En cuanto a la relación de la diabetes con la enfermedad periodontal, esta tiene que ver con la acumulación en los fluidos de nuestra boca de grandes cantidades de glucosa, como consecuencia de la acción de las bacterias. Esto hace que nuestro organismo produzca más insulina de la necesaria y que se pueda desencadenar esta patología.

Algunas alteraciones renales como nefritis y necrosis tubular por la formación de trombos que pueden ocasionar daño renal y ciertos trastornos gastrointestinales como las úlceras pépticas, gastritis crónicas y neoplasias, provocadas por el Helicobacter pylori, también se relacionan con la enfermedad de las encías que favorece la entrada de esta

Higiene bucal

Flickr

Para evitarnos todos los problemas relacionados con la gingivitis la periodontitis, no hay nada mejor que cuidar nuestra salud bucal y mimar nuestras encías. Lavarse los dientes, por lo tanto, debe concebirse como un hábito fundamental de cara a asegurar nuestra salud y se debe llevar a cabo de la manera adecuada. Y es que , aunque parezca extraño, son muchas las personas que desconocen la manera en qué debe levarse a cabo el lavado de dientes.

1. Utiliza un cepillo de dientes en buen estado: las cerdas del cepillo deben estar intactas y , aunque sea así, los expertos recomiendan cambiar de cepillo cada tres meses.
2. No humedezcas las cerdas antes del cepillado.
3. Cepilla los dientes siempre en sentido vertical, desde la encía hast el extremo.
4. Cepilla también la parte interior de los dientes, teniendo en cuenta que cepillarás tu maxilar inferior desde abajo hacia arriba y tu maxilar superior desde arriba hacia abajo, tratando de no hacerlo en sentido contrario.
5. A continuación, los expertos recomiendan cepillar con suavidad el nacimiento de la encía, para evitar que se acumulen en ella las bacterias que acaban dañándola.
6. Para terminar, cepilla los molares con movimientos circulares para eliminar toda la suciedad que pueda haber en los pliegues.

Algunos mitos sobre la salud dental

Los dientes blancos no son tan fuertes como los amarillos. Los dientes blancos son mas estéticos, pero los amarillos resultan ser más resistentes a las caries. Cuando vamos sumando años, cambia la estructura de los dientes y se reduce la cantidad de sangre que llega a ellos, por eso se van poniendo amarillos, pero no por eso menos sanos. El uso excesivo de productos blanqueadores también puede eliminar la capa de esmalte protector.

Los niños tienen más caries que los adultos

No es cierto. La combinación de azúcares refinados y bacterias puede crear caries a cualquier edad.

El cepillado excesivo daña las encías y los dientes

Una vez eliminada la placa, el cepillado prolongado y agresivo elimina el esmalte y desgasta la superficie de los dientes. Lo mejor es hacerlo por dos minutos, con movimientos circulares.

Las caries duelen. No necesariamente las caries tienen que ser dolorosas. Solamente lo son si se presenta una infección se siente dolor.
Los chicles pueden evitar la aparición de caries. Masticar chicle sin azúcar puede ayudar a sacar bacterias de entre los dientes, evitando la formación de caries. Además facilitan la producción de saliva, que contiene calcio y fosfato.

No es conveniente usar hilo dental

Aunque es una de las creencias más extendidas, esta afirmación es falsa. De hecho, los expertos recomiendan su uso como complemento al cepillado para eliminar las partículas de comida que el cepillo no alcanza.

Morguefile.com

Hilo dental, ¿Cuál es el modo correcto de utilizarlo?

Lo primero que debes hacer es cortar unos 45 cm de hilo dental, y enrollar la mayor parte del mismo alrededor del dedo anular, dejando 3 o 5 cm de hilo para trabajar. Sosten el hilo dental tirante entre los dedos pulgares e índices, y deslícelo suavemente hacia arriba y hacia abajo entre los dientes
Curva el hilo dental suavemente alrededor de la base de cada diente, asegurándote que pase por debajo de la encía. Nunca debes golpear ni forzar el hilo al friccionar la encía, ya que puede cortar o lastimar el delicado tejido gingival.

• Utiliza secciones de hilo limpio a medida que avanza de diente en diente
• Para extraer el hilo, usa el mismo movimiento hacia atrás y hacia adelante, sacándolo hacia arriba y alejándolo de los dientes

¿Qué tipo de hilo dental debo utilizar?

La elección del hilo dental más adecuado dependerá, sobre todo , de las preferencias de la persona y de la sensibilidad de sus encías. Existen dos tipos de hilo dental:
• Hilo dental de nylon (o multifilamento)
• Hilo dental PTFE (monofilamento)

El hilo dental de nylon puede estar o no encerado, y existen una gran variedad de sabores. Puesto que este tipo de hilo dental está compuesto por muchas hebras de nylon, a veces se desgarra o deshilacha, especialmente entre los dientes con puntos de contacto apretados. Si bien es más caro, el hilo dental de un solo filamento (PTFE) se desliza fácilmente entre los dientes, incluso entre aquéllos con espacios reducidos, y generalmente no se deshilacha. Si los utiliza correctamente, ambos tipos de hilo dental son excelentes para eliminar la placa y los restos alimenticios.

Revisiones

Se calcula que tres de cada diez españoles no acude al dentista regularmente por miedo. Y es que la visita a este especialista es una de las que más reparos generan entre la población, algo que se debe, según una encuesta realizada por el equipo de salud bucodental de Sanitas, al temor al dolor a los tratamientos (38%), el miedo psicológico (32%), al ruido de las herramientas (21%), al olor de la clínica (7%) y a la postura en la que están sentados (2%).
Por ello, los especialistas recuerdan que es conveniente acudir a revisión al menos una vez al año, algo que puede evitar el desarrollo de infecciones que , si no se tratan de forma adecuada, pueden afectar algo más que a nuestra boca.

Más información:

Sociedad Española de Odontología: http://www.seoc.org/

Salud dental en EUFIC: http://www.eufic.org/article/es/expid/basics-salud-dental/

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...