Recuperando nuestros discos compactos

En esta entrada aprendemos un efectivo método para devolver a la vida a nuestros discos compactos que en algún momento dejaron de funcionar. Con productos de limpieza comunes se pueden lograr grandes resultados.

A todos nos ha pasado en algún momento que queremos escuchar uno de nuestros discos compactos y nos damos con la sorpresa que está malogrado. A veces incluso se queda trabado dentro de la pc o del reproductor y hay que reiniciar o apagar este para poder recuperarlo. Quizá no todo esté perdido y espero que usted aún no haya desechado esos discos compactos que parecían inservibles o finados. Aquí veremos algunos trucos que nos pueden devolver a la vida nuestro añorado CD y también ahorrarnos el reemplazo de los mismos.

Lo primero que debemos hacer es el descarte correspondiente para comprobar que lo que realmente está dañado es nuestro disco compacto y no el medio en el que lo vamos a reproducir. Hay que probarlo en el ordenador, en la laptop, en el DVD y hasta en el coche para salir de dudas. Una vez que hemos comprobado que el problema es enteramente de nuestro CD pasamos a tratar de arreglarlo. Primero que nada podemos frotarlo contra nuestra propia ropa, asegurándonos que sea sobre una prenda de algodón suave, eso eliminará las impurezas o huellas digitales grasosas que puedan estar sobre la superficie.

Volvemos a hacer el descarte en varios equipos. Si aún no funciona apelamos a otros métodos. Podemos crear una solución limpiadora con el jabón más suave que exista y una base de agua. También podemos utilizar una de los tantos líquidos de limpieza que venden en las tiendas. Remojamos un paño muy suave con la solución que vamos a usar y empezamos frotando el disco compacto desde el interior del mismo hacia afuera. Dibujamos líneas rectas, siempre desde adentro hacia afuera.


Luego secamos con otro paño suave si es que fuese necesario. Repetimos la operación de descarte en varios equipos. Si aún no funciona seguimos con el siguiente método. Seguramente será visible algún arañazo o varios que es sobre los que nos debemos concentrar. Esta vez lo haremos utilizando algún tipo de abrasivo suave como pasta de dientes que no sea en forma de gel o algún pulidor de metales como el Brasso.

Con un paño suave pasamos la sustancia enfatizando en el arañazo, sin presionar demasiado porque se nos podría quebrar el disco compacto. Una vez extendida la pasta hay que pasarle cera de auto, con otro paño, a todo el disco compacto para homogenizar la superficie. Dejamos que la cera se seque y le damos una última pasada con un paño seco antes de volver a intentar en los reproductores.

Fotos:

1 disco compacto tomado de flickr por gracevi

2 limpiador de cd tomado de flickr por hectorir

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...