¿Quiénes son los Turpin y qué han hecho con sus hijos?

Finalmente tras muchos años de sufrimiento los 13 hijos de los Turpin han conseguido liberarse del secuestro de sus padres.

Los Turpin

En los últimos días parece que no se hable de otra cosa en Estados Unidos, pero hay que reconocer que la historia lo merece. Se trata del descubrimiento de lo ocurrido con los Turpin, una familia aparentemente normal que en realidad escondía una terrible forma de vida que ha afectado de forma atroz a sus 13 hijos.

La policía ha actuado, pero en declaraciones a la prensa reconocen que los Turpin no están locos. De momento la investigación avanza, dado que no se descarta que todo lo ocurrido pueda haber sido fruto de la pertenencia a algún tipo de secta. Teniendo en cuenta que no sería la primera vez que ocurre en Estados Unidos, es una teoría que tiene cierto peso, pero que aún está por confirmar.

¿Pero qué pasaba con los Turpin? La cuestión no es que hayan tenido 13 hijos, una cifra que está lejos de la media norteamericana (que ya es alta de por sí), sino la forma en la que los criaban. Hasta que eran mayores de edad sus padres los encadenaban a los muebles y los tenían ahí quietos sin la oportunidad ni siquiera de darse una ducha. Solo les permitían ducharse dos veces al año y recibían una comida al día como forma de mantenerlos con vida.

El descubrimiento de lo que ocurría en su casa se ha producido gracias a una de las hijas, que consiguió escapar hace unos días y alertar a las autoridades. La policía descubrió a 13 hijos desnutridos, que en todos los casos aparentaban menos edad de la que tenían en realidad y con serios problemas de salud. La hija que escapó tiene 17 años y las autoridades pensaron que se encontraba sobre los diez, lo que permite hacerse una idea del aspecto que tenía.

El método de vida de la familia era extraño. Los padres mantenían a los niños despiertos por la noche y dormidos durante el día. No querían que tuvieran contacto con la luz del sol ni con el exterior. Además, esto evitaba que hubiera ruidos y que los vecinos sospecharan. Diariamente les permitían escribir una entrada en el diario de cada hijo, documentos que ahora se usarán como pruebas en la investigación. Algunos hijos planearon su fuga durante dos años a la vista de la situación que se mantenía y que se veía combinada de forma habitual por castigos, abusos, ahogamientos y otras formas de tortura. La acusación para los padres es severa: los dos suman al menos 94 años de cárcel que les impedirán salir de la misma en el resto de sus vidas, dado que tienen 57 años él y 49 años ella.

Foto: Angeleses

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...