¿Quién era hasta ahora la mujer más rica del mundo?

Liliane Bettencourt ha fallecido teniendo el título de mujer con la mayor fortuna de todo el planeta al ser propietaria de L’Oréal.

Adiós a una gran empresaria

En muchas ocasiones se menciona al hombre más rico del mundo, aquel que tiene más fortuna, pero ¿sabemos quién es la mujer más adinerada del planeta? Lamentablemente, aquella que ostentaba este galardón falleció hace unos días. Era Liliane Bettencourt, más conocida por ser la heredera del gran imperio de L’Oréal.

Bettencourt tuvo una vida llena de lujo y belleza, aunque en los últimos años tampoco estuvo exenta de polémicas, puesto que tuvo problemas familiares y también con la justicia. Ahora el mundo de la cosmética da su último adiós a la mujer más rica del mundo que nos dejaba a los 94 años de edad tras amasar una gran fortuna.

Así lo comunicó su hija, Françoise Bettencourt Meyers, que dijo que su madre había fallecido en su casa y de forma muy “apacible”. Françoise se mostró muy afectada por la pérdida, a pesar de que hace unos años mantuvo algunos encontronazos con su madre debido al capital que esta poseía, ya que desde 1957 era la principal accionista de L’Oréal, compañía que heredó de su padre. Según la revista Forbes, este cargo hizo que fuera considerada la mujer más adinerada del mundo, con una fortuna de unos 42.000 millones de dólares, ya que la firma de cosmética es una de las más potentes de todo el planeta.

Desde hace más de 30 años L’Oréal se mantiene a la cabeza en cuanto a innovación cosmética se refiere. La empresa ha sido pionera en muchas ocasiones al crear productos revolucionarios, como por ejemplo cuando empezó a comercializar las primeras cremas solares. De hecho, el grupo francés es una de las compañías que destina una mayor cantidad de dinero a los procesos de investigación para la creación de nuevos productos, de ahí su gran presencia en el mercado en este sector.

Aunque siempre fue una de las personalidades más influyentes en el mundo empresarial, Liliane se rodeó, a lo largo de su vida, de personas de “poder” de Francia, tanto fue así que a principios de los años 40 se casó con André Bettencourt, que fue ministro con Pompidou. Sin embargo, a pesar de la vida que llevó la accionista de L’Oréal, sus últimos años no fueron precisamente “gloriosos”, puesto que sufría de deterioro cognitivo, lo que le llevó a estar tutelada por un familiar.

La que fue la mujer más rica del mundo nos ha dejado para siempre y según fuentes de la compañía ha sido una pérdida “irreparable”. Así lo afirmaba el actual presidente de L’Oréal, Jean-Paul Agon, que expresó sus condolencias a la familia y apuntilló que Liliane había sido una mujer de “gran belleza” y que la huella que ha dejado en la empresa “no se olvidará”, puesto que siempre fue partícipe del éxito de la compañía francesa.

Foto: Free-Photos

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...