¿Qué playas son las más extrañas del mundo?

Arena rosa, elefantes tomando el sol o un mar de cristales bañando la arena. Estas son algunas de las peculiaridades que presentan las playas más raras del mundo.

punaluu

Arena negra en la Playa de Punaluu, en Hawaii

Lo más caro, lo más pequeño, lo más extravagante, lo más profundo, lo más leído o lo más visitado, son algunas de las curiosidades que nos encanta conocer. Como buenos amantes de las culturas y sus rarezas hoy vamos a detenernos en las playas más extrañas del mundo. De una punta a otra del planeta se extienden trocitos de mar que por sus componentes, forma o incluso habitantes llaman la atención de los curiosos más singulares.

  1. La playa de las Vacas está situada en en el estado de Goa, el más pequeño de la India. No es preciso decir que su nombre no fue impuesto por casualidad. Los turistas son siempre coprotagonistas en esta playa en la que es posible compartir toalla con vacas que se relajan bajo el sol. Sí, como lo lees, desde hace miles de años cientos de visitantes se dejan sorprender por este peculiar lugar que combina sol y playa con el género bovino.
  2. La Playa Punaluu en la famosa isla de  Hawaii podría catalogar como lo opuesto a cualquier playa de las aguas del Pacífico y del mundo. Cambia las blancas arenas paradisíacas por una arena totalmente negra. Su origen balsático es producto de antigua lava volcánica enfriada por el mar. Aunque parezca una rareza de poca belleza es todo lo contrario, su aspecto poco corriente es su verdadero encanto.
  3. La Playa de arena rosa parecerá un producto de tu imaginación, pero realmente se encuentra en Bahamas. Este lugar tan especial se cubre de rosa pastel por los organismos microscópicos del coral llamados foraminíferos. Al morir las conchas son arrastradas por las olas y terminan aplastadas en la arena. Una playa que transmite un relax sin igual en sus casi 5 km. Un lugar amplio y apacible que atraerá al turista más chic.
  4. Cambiamos de color en la Playa Papakolea, de nuevo en Hawaii. Ahora es el turno del verde, y no proviene de las algas como alguien pueda imaginar. El verdadero origen de este extraño tono procede de su formación con cristales de olivino. La arena simula un verde prado que únicamente comparte con la isla de Guam en el Pacífico Occidental.
  5. El Parque Nacional Loango en Gabón pertenece a África Central. Las especies que allí habitan se desplazan hasta el final del parque donde se localiza una playa. No está muy pensado para turistas, pues darse un chapuzón entre elefantes, búfalos, gorilas e hipopótamos no puede ser muy buena idea. Sin embargo a poca distancia, en la posada de Loango, podrás quedarte si quieres conocer esta curiosa playa.
  6. Lo realmente sorprendente llega ahora. La Playa de arenas que ladran en la isla hawaiiana de Kauai es otra de las singularidades en cuanto a playas que ofrece el archipiélago. Los granos dorados de la arena emiten un sonido similar al de un perro cuando se frotan. Dicen que el fenómeno reside en el cuarzo del que se componen los granos.
  7. Un balneario natural que se esconde en Nueva Zelanda es la Playa de agua caliente en la Península Coromandel. Su superficie simula una losa radiante de calor, pues las aguas termales se filtran a través de la arena haciendo que el agua se mantenga siempre cálida. Una maravilla natural.
  8. La Playa Maho se ubica en St Marteen, al este de Puerto Rico. Bañada por el mar Caribe, su perculiaridad reside en la cercanía del Aeropuerto Internacional Princesa Juliana, esto supone que los bañistas se den chapuzones o tomen el sol con Boeings que parecen precipitarse contra ellos. Puede que no sea muy agradable, la verdad, pero desde hace unos años esta playa se ha convertido en sitio de peregrinaje de observadores de aviones.
  9.  La verde Escocia también alberga una interesante playa, la  Traigh Mohr. Por su función podemos decir que no es apta para turistas, pues cuando la marea está baja se utiliza como pista te aterrizaje. Igual no es su mejor fuente de explotación, pero cada país utiliza sus playas como quiere.
  10. La Playa de cristal en California no es ningún producto de la naturaleza. En sus orígenes este lugar solía ser un vertedero de basura que recibía los desperdicios de los residentes, tras una limpieza gradual y con la ayuda del mar el lugar fue adquiriendo la forma actual. Una extraña y preciosa playa artificial compuesta por cristales de colores. Actualmente es un lugar protegido y una atracción turística muy curiosa.

Rarezas y peculiaridades que más que al turismo inspiran a nuestro amor por lo llamativo y diferente. Perfecto para curiosos.

Vía/ Dateriles

Foto/ Chadh

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...