¿Qué cronología tiene la celebración de Halloween?

Miramos hacia el pasado para volver a los orígenes de Halloween y ver cómo se comenzó esta celebración.

Cronología de Halloween

Fiestas, pedir caramelos y disfrazarnos. Esas son las cosas que más conocemos del Halloween actual. Pero no penséis que el evento se celebra de la misma manera desde sus orígenes. En realidad ha ido evolucionando en base a las costumbres y gustos de las distintas sociedades que ha tenido el mundo a lo largo de la historia. Por eso en este caso lo que queremos hacer de forma sencillita es volver atrás y hablar de los orígenes, de la cronología exacta de la expansión de Halloween.

No os preocupéis porque esto no va a ser un ladrillo tipo “enciclopedia”, así que en 800 palabras vais a conocer la cronología completa de la festividad. Y para eso empezamos retrocediendo en el pasado a los tiempos de los celtas. En el siglo V antes de la era común (antes de Cristo o como queráis llamarlo cada uno de vosotros) los celtas celebraban a final de octubre la festividad del Samhain. Lo hacían porque según los eruditos de la época era el tiempo en el que había más demonios, espíritus y otros seres de las tinieblas sobre el planeta.

Con el paso del tiempo cambian las tornas y los romanos se ponen en pleno Siglo I de la era común a celebrar la noche de Samhain que habían adoptado de los celtas (como tantas otras cosas a su estilo de esponja).

Llega el siglo VII y todo va tornándose un poco más religioso con la instauración del día que celebra todos los santos. Con este día instaurado por Bonifacio IV se intenta honrar de golpe por distintas cuestiones a todos los santos y mártires que habían realizado su papel a lo largo de la historia. Pasan los siglos y llegamos al XI, en el cual se decide instaurar el día de los muertos. La festividad va mutando y evolucionando a pasos de gigante tal y como podéis ver. Llegamos a un momento clave para la historia de Halloween en el siglo XVIII, dado que es la primera vez que alguien, no sabemos quién, tiene la idea de darle este nombre a la festividad. De la época queda un manuscrito escrito donde se refleja la existencia del término.

Halloween historia

Abordando el siglo XIX todo vuelve a cambiar. Estados Unidos presencia una de las mezclas de habitantes del mundo más masivas. De tierras de Irlanda llegan miles de personas en busca de una nueva vida. Estas desplazan a territorio norteamericano algunas de sus costumbres, y entre ellas se encuentra Halloween. En la llegada de la celebración del día de los muertos entran en juego otros habitantes del mundo que se han reunido en Estados Unidos, como es el caso de aquellos que proceden de Reino Unido, Alemania o África. Cada nación aporta sus propias versiones de la festividad, y aunque algunas coinciden, otras distan mucho unas de otras. El resultado de la combinación de todas y de otras influencias propias de Estados Unidos es una celebración de Halloween diferente a lo que significó en su primer momento.

Poco después, en el siglo XX, la sociedad estadounidense ya ha adoptado Halloween como una celebración que debe disfrutar toda la nación y cuyos orígenes se han ido borrando con el paso de las décadas. Niños y mayores comienzan a celebrar su propio Halloween, lleno de inspiraciones, de detalles de otras culturas y de valores particulares que no dejan de lado la relación con lo oscuro. Pasamos desde aquí al siglo XXI, nuestra época, un momento en el que Halloween se ha ido olvidando de lo que representó previamente y que ha llegado a ser una fiesta más que celebrar con risas y amistad.

Esta es una buena metáfora de cómo ha ido cambiando la sociedad y de cómo ha llevado a que lo que antaño estuvo rodeado de oscuridad y terror se haya terminado convirtiendo en una forma de celebración divertida y para todos los públicos. Los niños piden caramelos puerta a puerta en busca de una pequeña dosis de felicidad y los mayores participan en fiestas de disfraces en las que durante unas horas se pueden sentir como personas totalmente distintas. Es parte de una celebración de Halloween que ahora gracias a este enfoque abierto y divertido también ha llegado a otros países en los que los murciélagos, las calabazas y los fantasmas dejan de asustar por un buen motivo.

Y aunque en cierto modo sabemos que esta celebración es un poco comercial, que todo acaba derivando en una sociedad que se divierte por encima de todo y que consume, no podemos decir que nos sintamos mal por ser un poco felices y pasarlo bien. Quizá en sus orígenes Halloween tuviera un lado oscuro que fuera explotado por las personas a las que les interesaba, pero hoy día es una forma de enfrentarse al miedo con diversión. Y a eso siempre vamos a decir que sí.

Foto: anncaannca

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...