Los alimentos transgénicos

Los organismos transgénicos son animales o vegetales cuya dotación genética ha sido modificada para contener un gen adicional que sus descendientes heredan del mismo modo que los propios. Aprende todo lo que hay que saber sobre ellos en este post.

Los organismos transgénicos son animales o vegetales cuya dotación genética ha sido modificada para contener un gen adicional que sus descendientes heredan del mismo modo que los propios.

Flickr. Buno Ciampi

Durante siglos, los agricultores habían mejorado las características genéticas de sus cultivos mediante los tradicionales procedimientos de selección y cruce de variedades, pero siempre entre especies afines. Frente a este procedimiento, las nuevas técnicas de ingeniería genética permitieron introducir selectivamente los genes de bacterias y otros organismos en plantas para mejorar sus características. Pronto se abrió un horizonte de posibilidades tecnológicas con revolucionarias implicaciones en la agricultura: desde plantas resistentes a las plagas o con un crecimiento acelerado a vegetales capaces de crecer en condiciones ambientales hostiles. Comenzó a hablarse de una nueva “revolución verde” en la que no habría lugar para los dañinos pesticidas químicos. Hasta los ejecutivos con menor visión de mercado del sector agroquímicos vieron rápidamente que allí había un negocio millonario.

El debate sobre su seguridad

Sin embargo, el sueño se convirtió pronto en pesadilla debido a la polémica. Una serie de acontecimientos y campañas del movimiento ecologista han alterado la percepción social de estos alimentos y sus efectos sobre el organismo humano y el medioambiente.

En proceso por G.Rivas.V..

Flickr. G. Rivas

En los procesos industriales, algunas multinacionales introducen genes marcadores de resistencia a ciertos antibióticos en las células manipuladas para comprobar rápidamente y a gran escala que su manipulación ha tenido éxito. Los ecologistas sostienen que esta técnica puede incrementar el preocupante fenómeno que se está registrando en todo el mundo: la falta de eficacia de la casi totalidad de antibióticos conocidos. En la mayoría de los casos este gen marcador ha sido el de la “neomicina fosfotransforasa” que inactiva y proporciona resistencia frente a los antibióticos Kanamicina y Neomicina.

Algunos temores están exagerados como, por ejemplo, los referidos a la toxicidad de los alimentos transgénicos. “El tubo digestivo humano aloja, naturalmente, a enormes poblaciones de microorganismos y convive con ácidos nucléicos y proteínas extrañas, de modo que no hay riesgo de transferencia con el material ingerido” según dicen los expertos.

Otra de las objeciones argumentadas por los críticos son los posibles efectos alérgicos. El problema es que los alérgicos no serían detectados hasta que estos alimentos sean consumidos masivamente.

El debate sobre los posibles efectos perjudiciales para la salud de los alimentos transgénicos se avivó cuando el científico Arpad Pusztai, del instituto escocés Powett fue suspendido de empleo y sueldo por informar a los medios de comunicación sobre sus trabajos con ratas alimentadas con patatas modificadas genéticamente para producir lectina, una molécula con propiedades insecticidas. Los datos de este estudio mostraban que los roedores sufrían una depresión en su sistema inmunológico, así como una reducción en el peso y un crecimiento retardado. Sin embargo, hasta hoy no se ha podido demostrar que el consumode transgénicos produzca daño alguno en el organismo.

El caso del arroz dorado. Un transgénico nacido para mejorar la salud de los más pobres

El arroz (Oryza sativa) es consumido como elemento base por millones de personas en 26 países de Asia, África y Sudamérica. Se trata, precisamente, de naciones donde la deficiencia de vitamina A causa numerosas enfermedades, principalmente, ceguera. Se estima que sólo en el sureste asiático 250.000 niños pierden la vista cada año por esta deficiencia nutricional. Además, el déficit de vitamina A agrava diversas patologías, como la colitis y enfermedades respiratorias.

Wikimedia Commons

En esta línea, un equipo de científicos norteamericanos, suizos y alemanes han conseguido manipular genéticamente la planta del arroz, para incrementar sus concentraciones de beta caroteno. Este compuesto es necesario para que los humanos y los mamíferos produzcan en su organismo la vitamina A.

Para lograr esta nueva variante, estos científicos introdujeron tres genes en semillas de arroz utilizando como vehículo para la transferencia el microorganismo “Agrobacterium”. Se trata de una bacteria empleada con mucha frecuencia por expertos en Biología molecular de plantas para manipularlas genéticamente.
A tenor de los resultados, los investogadores creen que es factible alcanzar concentraciones de unos dos microorganismos de provitamina A por cada grano de arroz, que le confiere un color dorado.

La introducción de los genes necesarios para la producción de beta caroteno es un logro técnico de gran trascendencia, según explicaba la investigadora norteamericana Mary Lou Guerinot ya que hasta ahora la mayoría de las plantas transgénicas obtenidas se han logrado mediante la manipulación o introducción de un único gen.

Algunos transgénicos y sus propiedades

Alfalfa: Resistencia al virus del mosaico
Remolacha: Tolerante al pesticida glifosfato
Cereal:Resistencia a los insertos y al pesticida glifosfato
Algodón: Resistencia a los insertos y tolerancia al glifosfato
Eucalipto: Sistema marcador modificado
Ciruela: Resistente a un virus
Remolacha dulce: Tolerancia al glifosfato
Maíz: Resistente a la plaga de taladro, virus del mosaico y tolerancia al glifosfato
Melón: Biosíntesis alterada del etileno y resistente a un virus
Álamo: Estimulación del crecimiento
Patata: Biosíntesis alterada del almidón
Soja: Tolerancia al glifosfato y a la isoxazola
Calabaza: Resistencia a varios virus
Fresas: Alteración de las características de maduración
Girasoles: Tolerancia a la aridez del suelo
Naranja: introducción de un marcador de resitencia
Tabaco: Alteración de la síntesis del colágeno y resistencia a los pesticidas
Tomate: Alteración de las características de maduración, mejora en el proceso de calidad y resistencia a diversos virus
Algodón: Resistencia a algunos insectos y tolerancia al glifosfato.
Trigo: Capacidad para sintetizar moléculas de glúten.
Café: Mejorar la resistencia al ataque de insectos, incrementar del rendimiento de la plantación y la cosecha, aroma reforzado y reducción de las cantidades de cafeína
Soja: Reducir la necesidad de utilización de fertilizantes, mejora de su resistencia a herbicidas mas selectivos, incrementar de su aporte nutritivo aumentando su valor proteico y supresión de los componentes causantes de alergias.

Enlaces relacionados :

Web con información sobre el mundo de los transgénicos, listas de alimentos etc. http://www.transgenicos.com/

Boletín de la FAO sobre biotecnología y alimentación: http://www.fao.org/biotech/news_list.asp?thexpand=1&cat=131

Estudio elaborado por Arpad Pusztai acerc de los efectos del cnsumo de patatas transgénicas sobre el sistema inmune:http://www.leopold.iastate.edu/news/pastevents/pusztai/lancet_1099.pdf

Ensayo sobre las aplicaciones de la biotecnología a la alimentacón: http://www.agbioworld.org/biotech-info/articles/spanish/ensayo.html

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...