España requiere programadores y artistas digitales

Nuevas carreras profesionales buscan formar a los talentos que las empresas nacionales y europeas requieren.

De un tiempo a esta parte se resalta la necesidad de formar nuevos profesionales para las nuevas tecnologías y aunque la adopción de esta realidad a la hora de elegir una carrera universitaria todavía es débil, se espera que, poco a poco, los jóvenes elijan las nuevas titulaciones que desde las universidades e instituciones se promueven para brindar al mercado laboral los profesionales digitales que requiere en vez de elegir por vocación aquellas carreras clásicas que, año tras año, van perdiendo mercado laboral.

Y que el problema de las profesiones en España es un problema de oferta y demanda, también es algo que se apunta desde hace un tiempo en donde se destaca que, mientras los jóvenes eligen formarse en Magisterio, Abogacía y Dirección de Empresas, el mercado laboral reclama profesionales para el sector tecnológico; siendo este sector el que concentra cada vez mayor demanda de trabajadores y donde, muy a menudo, se evidencia la escasez de los profesionales.

Y es que las empresas españolas vinculadas al sector de las nuevas tecnologías están “ávidas” de contratar a jóvenes con talento, formados y capaces de programar un “software muy sofisticado”, como el empleado en el diseño de videojuegos.

Y aunque pocos son los que se animan a acercarse a estos nichos de empleo que requieren de una formación profesional técnica muy especializada, desde las instituciones formativas apuestan a que sus nuevas propuestas sean cada vez más consideradas.

En este sentido, DigiPen Bilbao, el campus universitario especializado en videojuegos que es el tercer campus del DigiPen Institute of Techonology, tras el de Redmon (Estados Unidos) y Singapur y que en septiembre pasado comenzó a dar clases, aspira a convertirse en la universidad de referencia en su campo para todo el continente europeo.

Ignacio Otalora, director ejecutivo de DigiPen Bilbao es uno de los responsables de este campus ubicado en Zierbena (Bizkaia), a escasos veinte kilómetros de Bilbao y es quien defiende que dominar técnicas complejas de programación supone “una clara oportunidad profesional” y asegura que ya hay empresas, tanto españolas como europeas, interesadas en sus alumnos.

“Las empresas actuales necesitan a gente bien formada y con talento que el mercado no provee y muchas veces -añade- tienen que recurrir a trabajadores extranjeros, con el sobrecoste que ello supone, y otras ni siquiera encuentran lo que necesitan, lo que les impide crecer”.

Pero esta demanda de trabajadores cualificados no está limitada a la industria del videogame pues, en realidad, la tecnología que desarrollan los expertos en su software se puede aplicar a sectores como la aeronáutica, automoción, energía, defensa, medio ambiente y la domótica del hogar. “El potencial es extraordinario y el espectro de posibilidades laborales amplio y variado”, recalca Otalora.

Para responder a esa demanda, el campus antes citado oferta dos grados universitarios de cuatro años: simulación interactiva en tiempo real, orientado a la formación de programadores; y bellas artes y animación, para quienes quieran especializarse en arte digital.

Sin embargo del potencial que estas titulaciones suponen a sus aspirantes, se trata de carreras que no son accesibles para cualquiera no sólo por su elevado costo sino también porque requiere altos conocimientos de Idioma Inglés (las clases se imparten en este idioma), una buena base de matemáticas para la primer titulación y grandes dotes artísticas para la segunda.

Sin embargo, las posibilidades de empleo invitan a superar estas dificultades: la tasa de inserción laboral de los estudiantes del campus de Redmon es del 90% de los graduados en programación y el 74 % en arte.

DigiPen Bilbao también se esfuerza en asegurar la salida laboral a sus estudiantes y es por ello que se ha ocupado de atraer a firmas internacionales e impulsar la creación de otras nuevas -como ha logrado DigiPen en Redmon y Singapur- porque “las empresas necesitan talento y están dispuestas a localizarse allí donde lo encuentren”.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...