Cómo ser independiente

El siguiente post pretende destacar seis pasos según los cuales podrás hacer más llevadera y tranquila una de las etapas más difíciles e imponedoras de la vida de todo ser humano: la independencia.

Llegados a una cierta edad, a todo el mundo le apetece, o le debería, aprender a ser independiente y serlo, que no es lo mismo. Para aquellos a los que les da miedo lanzarse a esa nueva etapa, el siguiente post pretende destacar seis pasos según los cuales podrás hacer más llevadera y tranquila la nueva experiencia.

1.- Encontrar trabajo y tener un contrato. Está claro que en los tiempos que corren esto es lo más difícil. No obstante, es lo más importante para dejar de vivir con tus padres. Se trata de ponerle empeño y asegurarte un buen currículum para poder echarlo en todo tipo de comercios y lugares del país que creas que se puedan ajustar a tu experiencia. Eso sí, es muy importante que primero tengas la oportunidad de formarte académicamente todo lo que se pueda.

Cree en ti mismo y confía en tu capacidad de ser grande, de tener calidad de vida y de contar con la libertad para cumplir tus sueños.

2.- Abrir una cuenta bancaria. Ya deberías de haber ahorrado algo de dinero en todos los años que llevas chupando del bote. Si no es así tampoco importa, pero sería recomendable que te abrieras una. Ahora, la mayoría de los bancos ofrecen cuentas de ahorro y cheques a la vez. Una vez abierta, ya puedes ir depositando tus ganancias.

3.- Adquirir el hábito del ahorro. No sólo es un consejo para aquellos que os queráis independizar sino una fórmula para asegurar un futuro equilibrado. Lo decimos porque cuando alguien vive solo, le pueden surgir una serie de circunstancias que tiene que solucionar sin la ayuda de nadie, por orgullo propio o bien, por estar lejos de tus ‘papis’.

4.- Alejar las malas influencias de tu entorno. Se trata de mantener a cierta distancia a aquellas personas que pueden trastocar tu independencia. Tampoco es necesario cortarlas de cuajo pero siempre es mejor cubrirse las espaldas. Aquí también nos referimos a que relaciones amorosas no pueden, ni deberían, dificultar nuestro futuro. De hecho, encontrar a alguien que también quiera ser independiente con el cual puedas compartir tu independencia e individualidad sería lo ideal.

5.- Obtén un lugar donde vivir. Se trata quizás del paso más decisivo, el dejar tu cuarto de la infancia por una casa, compartida por gente que quizás ni conoces. Es un punto muy importante y a lo mejor al principio necesitas alguna ayuda externa. No obstante, a la larga deberás afrontar los gastos propios del alquiler tú solito.

6.- Tener determinación. Tú eres el único consecuente de tus actos. Ahora hay que pensar antes que actuar porque todo lo que hagas repercutirá en ti mismo y nadie estará ahí para ayudarte. Este paso está estrechamente ligado con aprender a ser responsable y madurar, algo que se va adquiriendo con los golpes y el tiempo. Marcar o fijar unas metas concretas es algo muy acertado.

Fuente / wikiHow

Foto / Victor1558

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...