¿Cómo puedo conseguir que mi hijo lea más?

Consejos para conseguir que los niños desarrollen de forma más eficiente su afición y hábito de lectura.

Niño leyendo

Pueden cambiar los tiempos, pero por mucho que se transforme nuestro día a día hay actividades que siguen siendo tan necesarias como antaño. Por ejemplo: la lectura. Tener un hábito de lectura es fundamental y muy recomendable para que todas las personas se puedan culturizar, especialmente los más pequeños de la casa. Es cave en su etapa de crecimiento y ayuda a aportarles un nivel de cultura adicional que les ayudará en muchos de los procesos educativos a los que plantan cara en su día a día en la escuela.

Pero es cierto que cada día se lee menos, al menos según algunos estudios. Por ello es bueno que busquemos formas de lograr que los niños lean. Y eso significa llevar un poco más allá nuestras miras y no pensar de una manera tan cuadriculada como hasta ahora, porque con viejas ideas es difícil superar problemas nuevos. Lo primero de todo es tener en cuenta que nosotros debemos dar ejemplo. Si nosotros hemos abandonado la práctica de leer, deberíamos recuperarla. Si los niños nos ven leer, seguro que ellos entienden mejor que sea algo necesario. No importa lo que leamos, pero sin duda, que lo hagamos. Al fin y al cabo, los niños siempre miran a sus padres como reflejo de lo que necesitan o no necesitan en su vida.

Por otro lado, debemos darle a los niños la facilidad de elegir los libros. No les intentemos introducir en la lectura de forma obligada, sino flexible.

Dejemos que ellos elijan los libros, algo que es muy probable que actualmente les lleve hacia novelas y sagas literarias que posiblemente les suenen por películas de cine o televisión. Leer libros de Harry Potter o Las Crónicas de Narnia puede ser una forma excelente de iniciar a un niño en la lectura y después es muy probable que comience a leer otro tipo de novelas. No tenemos que presionar, pero sí dejar que todo fluya de manera natural.

Si la situación es aún más complicada, porque el niño no quiera ver un libro ni en pintura, lo que podemos hacer es recurrir a los cómics. También son una buena forma de lectura y tiene posibilidades de ayudar a crear hábito de lectura, que al fin y al cabo es lo que nos interesa. Aunque haya viñetas, los cómics también incluyen muchos diálogos que ayudan a que los niños lean. Poco a poco iremos viendo que los niños van aumentando su afición por la lectura, pero debemos ser pacientes.

Foto: Tamaki Sono

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...