Cómo convertirse en decorador de interiores

Si sientes pasión por el diseño, el color, las texturas y constantemente imaginas cómo renovar tus espacios, quizás sea momento de plantearte seriamente convertir ese gusto en una profesión.

Si constantemente estamos recreando nuestro espacio personal para hacerlo más confortable y suelen felicitarnos por elegir sólo las cosas correctas para dar una nueva dimensión al hogar y sentimos verdadera pasión por los colores y las texturas y cómo combinarlos adecuadamente, quizás sea momento para avanzar unos pasos en la dirección correcta.

Nunca es demasiado tarde para comenzar una nueva carrera, incluso si hemos estado en una actividad completamente diferente. Es fuente de gran satisfacción hacer lo que a uno le apasiona y además ganar buen dinero por ello. Los diseñadores de interiores son los responsables de crear ambientes agradables y atractivos y muchas compañías suelen contratarlos como diseñadores profesionales y otros prefieren trabajar por su cuenta y no es raro que un diseñador termine siendo el propietario de su propia consultora.

Si queremos convertirnos en diseñadores profesionales la observación es la clave: un diseñador tiene que tener un buen ojo para los detalles y efectuar un análisis instantáneo de los elementos adecuados para una habitación. Sin embargo, no es suficiente con las habilidades naturales, deberemos procurarnos una sólida formación, la mejor que podamos conseguir de acuerdo a nuestras posibilidades. Es necesario aprender sobre estilos, texturas, colores, características técnicas y de seguridad de los materiales a emplear, historia y diseño de muebles, sistemas de iluminación, dibujo técnico técnicas de presentación multimedia y muchas otras disciplinas.

Todos los comienzos son duros pero es fundamental no desanimarse e ir documentando adecuadamente cada uno de nuestros trabajos, por pequeños que nos parezcan, con fotografías del antes y después, esquemas, diagramas y planos. Un buen portafolio es la mejor carta de presentación de un diseñador.Al igual que en cualquier otra profesión, la práctica agudiza nuestras habilidades. Debemos seguir cambiando el look de nuestra casa periódicamente, ensayando diferentes procesos creativos además de buscar voluntarios entre familiares y amigos para lograr expresar la creatividad que llevamos dentro.

El mundo del diseño está creciendo año a año y cada vez más la gente le brinda una mayor importancia a la calidad de vida y al confort y busca el consejo que un diseñador profesional puede aportar a su nuevo hogar o negocio.

Si tenemos pasión por el diseño y hambre de éxito, sólo debemos estar dispuestos a capacitarnos adecuadamente, trabajar duro para adquirir experiencia y estar listos para adaptarnos a cualquier desafío de diseño que se nos presente. Las habilidades requeridas pueden ser adquiridas no importa la experiencia previa que tengamos.

Fotografía:  MyWallArt – 3d Wallpanel en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...