Aprender lenguaje de signos

Recursos online para una primera aproximación a la lengua de signos española, que, a diferencia de lo que se piensa, constituye prácticamente un idioma, con las dificultades y dedicación que requiriría, por ejemplo, aprender italiano o alemán. No obstante, está mucho más a nuestro alcande de lo que parece y hay diversas formas de obtener nociones básicas gratuítamente. ¡Descúbrelas!

La lengua de señas española tiene gramática propia y diferenciada de otros idiomas

La lengua de señas española tiene gramática propia y diferenciada de otros idiomas

El lenguaje de signos (o de señas, como apuntan los expertos que debe ser denominada) es la forma de comunicarse que utilizan las personas con discapacidad auditiva. Al contrario de lo que se piensa, no sólo consiste en códigos mnemotécnicos para designar objetos y conceptos. Es un lenguaje gestual-visual con alfabeto propio y estructuras gramaticales perfectamente definidas. De hecho, este tipo de lenguas también están sujetas a cambios históricos y provienen de distintas raíces. Así, por ejemplo, la raíz de la española es la lengua de señas francesa, pero también las hay que provienen de la inglesa, la alemana o la antigua lengua de Kent, de la que se cree que derivó la americana. Hay que añadir, además, que el lenguaje de signos no es una forma de deletrear las estructuras gramaticales y sintácticas de la lengua hablada. En ocasiones, de hecho, su estructura sintáctica difiere bastante de la oral. Además, y puestos a romper tópicos, no es un lenguaje que dependa sólo del uso de las manos, sinó que también está muy relacionados con la expresión corporal en general, sobretodo con la facial.

Dicho esto, existen recursos online para aprender la lengua española de signos, aunque sólo sirven para hacer una aproximación a la materia. Lo más importante para empezar es tomárselo como el aprendizaje de una lengua oral: igual que sería imposible aprender alemán online y sin acceder a un curso específico, es imposible aprender cualquier lengua de signos. Así pues, la mayoría de lo que disponemos en la red es introductorio, aunque a menudo nos remita a recursos más extensos, como libros o cursos.


Si lo que queréis es conocer sólo algunas nociones básicas, podéis hacerlo en este enlace. Existe incluso, de hecho, un diccionario online argentino que permite conocer algunos términos. Si, por el contrario, preferís algo presencial, en este otro enlace tenéis un pequeño desglose de algunos centros que organizan cursos de esta lengua, ya sea a través de la web o en distintas localidades españolas. Finalmente, en la página de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes existe un apartado dedicado específicamente a la lengua de signos. En él encontraréis un abanico extensísimo de recursos de todo tipo para hacer una primera aproximación.

Recordad que cualquier lengua requiere paciencia, esfuerzo y, sobretodo, práctica. No dudéis en poneros en contacto con asociaciones de discapacidad auditiva si necesitáis que os echen una mano. Las hay en todo el país.

Foto: Isabel Calleja, de la CNSE por Fundación Bip Bip en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...