Aprende mecanografía de forma rápida y sencilla

Aunque saber mecanografía es una habilidad menos demandada por las empresas que hace unos años, sigue siendo importante a la hora de encontrar trabajo. Además, utilizar el teclado del ordenador con rapidez facilita mucho las tareas laborales. Aquí explicamos como aprender de forma sencilla.

Aunque en los últimos tiempos parece que se trata de una habilidad menos demandada, la mecanografía ha sido el talón de Aquiles de muchos aspirantes a encontrar trabajo que no lograban alcanzar las pulsaciones necesarias.

No obstante, como sucede con tantas otras cosas, se trata de una cuestión de aprendizaje y, sobre todo, de práctica e, indudablemente, para cualquier profesional, supone una importante ventaja ser capaz de escribir en el ordenador sin mirar al teclado y con rapidez.

Foto de un teclado de ordenador

Teclado de ordenador con el detalle de la marca en la letra 'j'

Porque, si bien hoy día prácticamente no se usa la máquina de escribir, el teclado está más presente que nunca en nuestras vidas con el uso de los ordenadores.

Y, aunque parezca exagerado, escribir con el llamado ‘método ciego’, es decir, sin mirar hacia nuestras manos, permite doblar la velocidad de escritura.

Por todo ello, nunca es tarde para aprender mecanografía. Además, actualmente contamos con una ventaja añadida: ya no es necesario desplazarse a academias para hacerlo –aunque en éstas siempre avanzaremos más– sino que podemos realizarlo desde nuestra propia casa a través de la Red.

El secreto para aprender el citado ‘método ciego’ se halla en la posición de las manos. Probablemente, nos habremos fijado en que las teclas de la ‘f’ y de la ‘ j’ de nuestro teclado poseen una marca en su parte inferior pero no comprenderemos muy bien su utilidad.

Ésta es, precisamente, la de señalar la posición correcta de las manos: situaremos el dedo índice de la mano izquierda sobre la ‘f’ y el de la derecha sobre la ‘ j’ y, a partir de ellos, se asigna una tecla a cada dedo (por ejemplo, el de la ‘a’ será el meñique de la mano izquierda).

A partir de este primer paso, se trata de practicar mucho y, para ello, existen distintos ejercicios que van incrementando la dificultad y que se pueden encontrar en el enlace que brindamos al final de este artículo.

Con ellos, aprenderemos a manejar rápidamente todas las filas del teclado, primero una por una y, más tarde, combinándolas entre sí de distintas formas.

Por último, otra clave para aprender mecanografía es olvidar lo que sabemos, es decir, la forma en que escribíamos antes para comenzar de nuevo. Seguramente, durante las primeras semanas nos parecerá que hemos perdido velocidad pero, a la larga, conseguiremos escribir mucho más rápidamente.

Aprendiendo mecanografía, lograremos escribir nuestros trabajos con mayor velocidad y, así, ahorrarnos tiempo y esfuerzo. Incluso conseguiremos que nuestra vista se mantenga más sana pues se cansará menos.

Fuente y ejercicios: Mecanografía on line.

Foto: TecladoToni DCV en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...