¿Cómo sentirte bien viviendo en un lugar nuevo?

Si te has cambiado de piso, ciudad o país seguro que hay algunas cosas con las que todavía no te has familiarizado, pero que no resultará difícil superar.

Casa en el campo

Mudarnos nunca es fácil, sobre todo si nos hemos cambiado a una casa que se encuentre en una ciudad distinta o incluso es peor si cambiamos de país. Si hemos pasado demasiado tiempo fijos en un mismo lugar nos costará especialmente el poder habituarnos a una nueva localización en la que tengamos que crear un núcleo en el cual disfrutar de nuestra vida. Es posible que nos encontremos con un ambiente distinto al habitual en nosotros o que las personas de nuestro alrededor no encajen con nuestra filosofía de vida.

De todas formas, hay cosas que podemos hacer para que este nuevo periodo que iniciamos sea un poco más sencillo. Lo primero que hay que tener claro es que tenemos que ser nosotros mismos. No podemos decidir cambiar de personalidad ni de forma de vida por mucho que nos desplacemos a un lugar diferente. Esto es distinto a saber comportarse y respetar las normas de educación que existan en la región, eso sí. Tengamos esto en cuenta para que nosotros no tengamos que sufrir por comportarnos de una forma diferente.

Al mismo tiempo, también es recomendable que dentro de nuestro nuevo hogar intentemos crear un núcleo de vivienda en el que nos encontremos a gusto.

Esto significa que decoremos la casa con nuestros objetos personales, que pongamos los muebles donde nos guste tenerlos y que no modifiquemos nada del entorno que teníamos antes si así lo queremos. La intención es que el hogar lo llevemos con nosotros y no que este se encuentre en un lugar específico. No está de más, eso sí, que seas amigable y abierto con los vecinos, que te comportes de una forma amable, aunque sin que esto trascienda a que seas diferente a como normalmente eres, algo que incumpliría uno de los puntos que hemos querido recalcar en uno de los párrafos anteriores.

Busca la normalidad, trata de llenar tu hogar con productos de diario que te resulten familiares. De esa forma notarás que realmente hay menos diferencias entre la vida que tenías hasta ahora y la que acabas de comenzar en el nuevo hogar. Busca tiendas que sean similares a las que frecuentabas antes. Pero al mismo tiempo, anímate y déjate llevar por la experimentación. Nunca es malo experimentar, probar y descubrir nuevas propuestas, quizá así descubras nuevas cosas favoritas que reescriban este nuevo periodo de tu vida de una forma más especial.

Foto: 407300

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...