¿Qué es un líder de opinión?

Los líderes de opinión son el objeto de estudio en la Teoría de los Efectos Limitados, con gran auge en la década del ’40.

La propaganda de los años '40 es un excelente ejemplo

Durante la Segunda Guerra Mundial se produjeron, en el campo de la Comunicación Social, algunos avances que resultaron trascendentes en el camino de la, por entonces naciente, disciplina. Preocupados por la eficacia de la Propaganda Nazi los estudiosos de las principales universidades americanas y los equipos de investigación del estado comenzaron a indagar acerca de las diferentes aristas que influían en lo relativo a la propaganda y la efectividad de los medios masivos de comunicación social.

Es en este contexto que nace la “Teoría de los efectos limitados” para poner fin en el nexo causal directo entre propaganda de masas y manipulación de la audiencia que promovía la “Teoría de la Aguja Hipodérmica” y proponiendo que se comprenda la situación como un proceso mediatizado de influencia en el que las dinámicas sociales se veían interferidas por los procesos comunicativos. Algunos autores importantes de esta producción teórica son Lazarsfeld, Berelson y Gaudet. Estos académicos estudiaron las actitudes de poblaciones urbanas y rurales durante los periodos electorales de mitad de la década del ’40 en los Estados Unidos. Si bien sus aportes han sido mejorados por otros autores con el paso del tiempo, la lógica del sistema de líderes de opinión se mantiene y resulta sencilla y clara la explicación desde estos primeros aportes.


En cierto punto, lo que la “Teoría de los efectos limitados” plantea es que los sujetos no consumen medios en soledad, sino más bien que lo hacen en compañía, o por lo menos comentan con otros lo que vieron, leyeron o escucharon de los medios masivos de comunicación, por lo que no se puede plantear un esquema en el que se considere que la influencia del mensaje mediático culmine en el momento en que una persona “recibe” el mensaje, sino que ese mensaje “rebota” entre los miembros de una sociedad.

Lazarsfeld plantea la existencia de los “Líderes de Opinión”, que constituyen aquel sector de la población que resulta más activo en la participación política y más decidido en el proceso de formación de las actitudes de voto u opiniones en general de la población. Un líder de opinión es un miembro más de la sociedad, pero un miembro que es visto por los demás como una opinión a tener en cuenta antes de formular un juicio propio sobre el tema que sea. El líder conoce su condición de referente y se siente a gusto con tal distinción, por lo que consumirá medios de comunicación que lo mantengan más “informado” que el resto de los miembros de la comunidad.

Se distinguen dos tipos de líderes de opinión, por un lado están los de tipo rural que son sujetos que tienen conocimientos superiores al de los demás sobre una amplia variedad de temas. No son considerados especialistas en ninguno de ellos, y difícilmente dejen pasar alguna conversación en la que no intenten opinar y dirigir la discusión. El segundo tipo de líder de opinión es el cosmopolita, que, a diferencia del anterior, es un especialista reconocido como tal, que limita su acción de opinión a los temas que domina y que, por tanto, su versión es inapelable.

A modo de ejemplo se puede plantear a un Médico como Líder de Opinión Cosmopolita, al que recurrimos cuando se requiere una opinión sobre un tema muy específico), y en todas las familias hay algún familiar que, cuando se producen las reuniones familiares, disfruta explicándole a todos los demás sobre una amplia gama de temas, que pueden ir desde la economía local, nacional y europea hasta la alineación más efectiva del Real Madrid en los últimos 50 años, sin dejar de proponer opiniones acerca de los secretos de alcoba de Berlusconi, el protocolo real inglés y los distintos tipos de caviar que pueden conseguirse en el sur de Rusia.

Fotografía: x-ray delta one

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...