Cómo pedir una beca Erasmus

Las becas Erasmus son unas ayudas económicas que brinda la Comunidad Europea a los estudiantes nacionales de sus países para que puedan trasladarse a estudiar a otro de éstos. Su objetivo es la cohesión supranacional. En este artículo explicamos cómo solicitarlas.

Las becas Erasmus son unas ayudas económicas que se brindan a alumnos de la Comunidad Europea para que puedan realizar un periodo de sus estudios universitarios en otro país, bien de la propia Comunidad o bien en los otros tres que forman parte del Espacio Económico Europeo: Noruega, Liechtenstein o Islandia.

Su objetivo es fomentar la cohesión entre los distintos países que la componen a través del conocimiento de ella por parte de la población más joven e, igualmente, unificar el mercado de trabajo europeo mediante una formación común.

Foto de la Universidad Complutense de Madrid

Sede de la Universidad Complutense de Madrid

Se inscriben dentro del Plan de Acción de la Comunidad Europea para la Movilidad de Estudiantes Universitarios. Por tanto, de acuerdo con ellas, cualquier estudiante con nacionalidad de uno de los países que componen el espacio común europeo puede cursar parte de su formación universitaria en otro. Pero, ¿Qué requisitos se precisan, además del citado, para poder hacerlo?

Lógicamente, en primer lugar, deben cumplimentarse los impresos de solicitud que pueden encontrarse en cualquier Universidad.

Precisamente, no puede hablarse de un plazo para pedirla, ya que cada una de éstas organiza sus procedimientos de forma independiente. No obstante, los procesos de selección suelen llevarse a cabo entre febrero y abril.

Además, debe contarse con el título académico requerido y presentar un curriculum vitae actualizado en el que figuren debidamente acreditadas –mediante certificación oficial o fotocopia compulsadalas calificaciones obtenidas en cursos anteriores así como la nota media del expediente personal.

A éste, es conveniente adjuntar una memoria expositiva de nuestras motivaciones para solicitar la beca, así como de la relación de nuestros estudios anteriores con los que pretendemos cursar allí, el interés científico que posee nuestro proyecto y la aplicación que las enseñanzas que recibamos pueden tener a nuestro regreso cara a un futuro profesional.

También es recomendable añadir dos o tres cartas de profesores que nos hayan dado clase donde expongan nuestras referencias e interés por estudiar en el extranjero.

Por último, normalmente, nos harán un examen de idiomas, bien del propio del país al que queremos dirigirnos, bien, en su defecto, del inglés, para comprobar si poseemos los mínimos conocimientos imprescindibles para seguir las enseñanzas que nos brinden una vez allí.

No obstante, aunque parezcan muchos requisitos, conseguir una beca Erasmus no resulta tan difícil como éstos dan a entender. Salvo para ir a Inglaterra o Francia, generalmente hay plazas disponibles. Aunque, eso sí, el dinero que nos dan casi nunca alcanzará para cubrir nuestros gastos y tendremos que poner algo de nuestro bolsillo.

Fuente: Becas Erasmus.

Foto: Universidad Complutense: M. Peinado en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...