El Museo Egipcio de Barcelona

El Museo Egipcio de Barcelona ofrece una magnífica oportunidad de acercarse a Egipto o de recordar lo allí vivido. Su colección de 1000 piezas permite realizar un recorrido por la vida y las costumbres de los egipcios en tiempo de los faraones.

Quizás la situación geo-política actual no invite a muchos turistas a visitar Egipto, pero para muchos de los que hemos estado allí, el simple recuerdo de aquellas tierras (y aquel río) es algo maravilloso que no se nos ha a borrar nunca. Me he encontrado con mucha gente que ha estado allí que ha sentido la necesidad de volver (incluso más de una vez), cosa que a mí también me gustaría, pero para los que no puedan repetir un viaje así o para quienes quieran empezar a acercarse a Egipto, siempre nos queda la posibilidad de volar a Barcelona y pasearnos por su Museo Egipcio.

Los faraones son los grandes protagonistas del Museo Egipcio de Barcelona

Situado en el corazón de l’Eixample de Barcelona (Calle Valencia, 284), este museo cuenta con una interesante colección de piezas de origen egipcio distribuidas en 2.000 metros cuadrados. Esta colección, de índole privado, está compuesta por un millar de piezas que permiten a los visitantes del museo conocer cómo vivían los egipcios, cuáles eran sus costumbres y la historia de una de las civilizaciones más importantes de todos los tiempos.

Si ya estás buscando tu vuelo con Vueling para acercarte a Barcelona y descubrir este museo, cuentas con la ventaja de que está abierto 362 días al año en un horario ininterrumpido de 10 a 20 horas (hasta las 14 horas los domingos). El precio de la entrada general es de 11 euros y existe una entrada reducida para diferentes colectivos.

Las piezas del museo están organizadas en diez secciones temáticas diferentes que se corresponden con elementos importantes de la vida en Egipto. La primera sección, como no podía ser de otra manera, está dedicada a la figura del Faraón, una de las figuras más trascendentales del Antiguo Egipto. Otras secciones están dedicadas a cargos y personajes privados, a las artes y los oficios (como la joyería, el trabajo de la piedra o de la cerámica), a las creencias y a las prácticas funerarias (como la momificación o las tumbas), al culto en los templos, a los dioses egipcios, etc.

Una de las maneras más interesantes de recorrer el Museo Egipci de Barcelona es acompañados de egiptólogos. De esta manera, nuestra visita cobra más vida y más intensidad ya que junto a las piezas allí expuestas podremos escuchar de mano de expertos todo su significado y el motivo por el que están ahí, es decir, cuál es su importancia en el contexto de la sociedad egipcia. En este sentido, el Museo ofrece visitas guiadas y comentadas por la exposición permanente los sábados a las 11 horas (en catalán) y a las 17 horas (en castellano). Estas visitas están incluidas en el precio de la entrada.

Foto | Teleyinex en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...