¿Qué es la gripe aviar?

Dos ciudadanos chinos han fallecido a causa de la gripe aviar

gripe aviar

La gripe aviar comenzó a causar gran preocupación en Europa en el año 2005, cuando se confirmó por primera vez un caso de esta enfermedad en el continente; más concretamente, en Gran Bretaña. En febrero de 2006 se extendió por Italia, Grecia, Austria, Alemania, Hungría, Eslovaquia, Eslovenia y Francia. Asimismo, en julio de ese mismo año se detectó el primer caso en España, generando una auténtica alerta en el país.

Afortunadamente, fue posible controlar la enfermedad, de la que apenas hemos oído hablar desde entonces. Pero tres nuevos casos que han terminado con la muerte de dos hombres de 87 y 27 años, respectivamente, y la infección de uno más- todos ellos residentes en Shangai (China) han vuelto a hacer saltar las alarmas.

Pero, ¿qué es exactamente la gripe aviar? Tal y como informaba Organización Mundial de la Salud (OMS), se trata de una enfermedad infecciosa de las aves cuya causa es un virus. En la mayoría de sus variaciones no afecta a los seres humanos, pero en algunos casos, como el H5N1, si que se puede desarrollar en los hombres y, además, de manera muy virulenta.

Se ha demostrado que la mayoría de los casos en los que el virus H5N1 se ha desarrollado en personas ha sido provocado por el contacto, directo o indirecto, con aves de corral que estén infectadas. Por el contrario, se descarta la trasmisión a través de alimentos, siempre y cuando éstos hayan sido cocinados correctamente. Lo que sí puede ser un factor de riesgo es el sacrificio, desplume, manipulación de carcasas y preparación de aves infectadas.

Dadas todas estas premisas, es de vital importancia un preciso control de los animales para evitar su contagio a los seres humanos. Así, es necesaria una colaboración entre las autoridades de salud pública y sanidad animales de los países, para luchar juntas contra la propagación, y también erradicación, de una dolencia tan letal.

También es importante tener en cuenta que su tasa de letalidad es mucho mayor que en la gripe estacional, contando con un cuadro clínico muy agresivo. Con respecto a sus síntomas, se caracteriza por fiebre alta, diarrea, vómitos, dolor abdominal y torácico, y sangrado de las encías y la nariz.

Aunque la enfermedad no cuenta con demasiados recursos para paliara, algunos antivíricos, como el Oseltamivir, pueden mejorar las perspectivas de supervivencia y la virulencia del virus. En este sentido, es imprescindible administrarlo en cuanto se tenga la mínima sospecha de que se padece la enfermedad.

Foto: jotaguilar

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...