¿Qué es el síndrome de París?

Los turistas japoneses sufren un shock cultural cuando descubren que la ciudad del Sena no es tan maravillosa como aparece en las películas.

paris

Torre Eiffel, París.

Bohemia, romántica, cálida, elegante e , incluso, mística. Estas son algunos de los adjetivos con los que solemos definir la ciudad de París y que le han valido el sobrenombre de ciudad de la luz, ciudad de los enamorados o ciudad intelectual. Pero tanta idealización puede llevarnos a eludir la cruda realidad. Los seres humanos tendemos por naturaleza a crearnos expectativas demasiado altas en torno a las cosas o lugares que nos gustan, y de dicha fantasía llevada al extremo nace el conocido como síndrome de París.

El síndrome de París fue definido por el por el psiquiatra Hiroaki Ota a finales de los años ochenta y hace referencia a un trastorno que afecta principalmente a la población japonesa. Muchos turistas nipones sufren un shock cultural cuando visitan la capital francesa al descubrir que la visión idílica que habían imaginado de la ciudad del Sena no se corresponde con la realidad. La sociedad japonesa se caracteriza por el orden, la calma y una educación exagerada, por lo que al sumergirse en la metrópolis parisina donde impera el descontrol,el ruido,  la modernidad y el carácter tosco de sus habitantes, los turistas nipones no son capaces de asumir la cruda realidad: el París de ensueño que habían visto reflejado en películas no existe. Esta ruptura con su idea de ciudad perfecta les lleva a experimentar un serio trastorno maníaco-depresivos, que se manifiesta a través del insomnio, ansiedad, mareos, náuseas, agresividad, esquizofrenia, depresión y hasta alucinaciones.

Una docena de turistas japoneses tiene que ser repatriados cada año a causa del síndrome de París y hay quienes acaban ingresados en un hospital psiquiátrico francés. “A veces me entraban unos cortos ataques de pánico, otras veces sentía que me sofocaba y que mi corazón estaba desbocado. Fueron momentos realmente terribles”, relata Yahari Pari en su blog tras ser víctima del síndrome de París. El porcentaje significativo de turistas que sufre este síndrome ha llevado a la embajada de Japón a tomar cartas en el asunto y ha activado una linea telefónica disponible las 24 horas del día para aquellos viajeros que sientan este complicado choque cultural. El servicio también ofrece tratamiento hospitalario de emergencia si es necesario, pero varios psicólogos han asegurado que el mejor remedio para tal enfermedad es abandonar la ciudad de inmediato.

Las estadísticas hablan de las mujeres de mediana edad y de los jóvenes varones, en su mayoría estudiantes, como principales afectados por el síndrome de París, pero lo cierto es que gran cantidad de empresarios nipones también se han visto afectados por este trastorno, pero para acallar rumores, las multinacionales optan por devolverlos a su país de origen sin mediar con los centros hospitalarios.

En Japón este síndrome se conoce como Pari Shoukoushu y a pesar de las consecuencias negativas que les produce a los turistas, en Tokio hay una frase muy popular que anuncia: Yahari Pari, soredemo Pari, que traducida al castellano significa “es por culpa de París, pero a pesar de todo me quiero quedar en París”.

Vía / Muy interesante

Foto / stevenvanwel

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...