¿Cuáles son las vacunas para el perro?

Veamos cuáles son las vacunas imprescindibles para el perro, para prevenirle enfermedades y problemas, y garantizarle una buena calidad de vida.

Vacunas

Debes llevar al día las vacunas de tu perro.

Si tienes un amigo canino, sabes bien que no todo es juego y afecto, sino que también requiere de responsabilidad y ciertos cuidados básicos que deberás estar en condiciones de poder propiciarle: una alimentación acorde a sus necesidades, sitio donde estar, juegos y también una atención sanitaria.

En este último sentido, se incluye el calendario de vacunas, necesarias para prevenir enfermedades, algunas de ellas muy serias que pueden llevar a la muerte. Compartamos entonces en Aprender Gratis cuáles son estas vacunas básicas, las más indispensables, que deben recibir para asegurarse una buena salud y óptima calidad de vida.

Las del moquillo, hepatitis y parvovirus son tres de las principales: la primera enfermedad se manifiesta al principio como un resfriado, pero no lo es y puede ser fatal, la segunda, causa fiebre y anorexia, mientras que la tercera también es letal y altamente contagiosa.

Otras enfermedades para las que se cuenta con vacuna son: coronavirus -afecta en especial a los cachorros de menos de tres meses y les provoca diarreas-, parainfluenza (puede derivar en neumonía), leptospirosis (también afecta a humanos) y Lyme (aunque no es fatal, les provoca artritis y falta de energía). No menor es la antirábica, también fatal y que afecta a humanos, ni la Bordetella, que les ocasiona tos aguda.

Pues bien, enseguida surge la duda de cuándo vacunar al animal: salvo contra la leptospirosis y la rabia, las vacunas se dan entre las seis y ocho semanas de vida del perro. En todo caso, siempre habrá que hacer un seguimiento con un veterinario y será de gran ayuda tener a mano la cartilla de vacunas (tal como existe para los bebés humanos).

Por lo general, en las mayorías de los casos, las vacunas tienen un refuerzo unas dos semanas después de la primera aplicación, por caso, si la del moquillo se aplica a las seis u ocho semanas, se necesitará un refuerzo a las diez. Si bien será el veterinario el que irá dando las indicaciones, uno, como cuidador del perro, deberá respetar los tiempos indicados para no exponer al animal a un problema.

Por lo general, muchas de estas vacunas se aplican combinadas, una de ellas, la más difundida, es la que se conoce como DHPPI, que incluye contra moquillo, hepatitis, parainfluenza, parvovirus y leptospirosis, que se coloca a los dos meses. Para la vacuna antirrábica, por su parte, se deberá esperara a los seis meses.

Otros puntos a tener en cuenta: el desparasitarlos y el quitarles las pulgas y garrapatas. Finalmente, debes saber que algunas enfermedades pueden ser más comunes, según la raza del perro: por ejemplo, el parvovirus se más frecuente entre los Rottweilers y los Doberman.

Foto / jpctalbot

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...