¿Quién inventó los Chupa Chups?

La idea del Chupa Chup surgió para que los niños no se ensuciaran las manos al comer caramelos

chupa chups

Es innegable, cuando los niños pequeños comen un caramelo suelen tomarlo entre sus manos una vez baboseado. Sacándolo una y otra vez de su boca para comprobar cuánto ha disminuido la gominola tan dulce que están degustando. Esto ha sucedido desde tiempos innumerables, de ahí la idea del catalán Enric Bernat, el creador de una chuchería tan conocida y consumida como el Chupa Chups.

Nacido en 1923, Bernat provenía de una familia de confiteros y vio, anonadado, cómo su simple idea terminó convirtiéndose en un producto que se vende alrededor del mundo y con un éxito arrollador. Prueba de ello es que el caramelo con palito se vende en los cinco continentes, fabricándose en la actualidad en España, Francia, Reino Unido, Alemania, Rusia y China.

Este curioso inventor, abrió, en 1950, su primera empresa confitera, a la que llamó Productos Bernat, y estaba especializada en peladillas. Poco después, en 1954, pasó a hacerse cargo del grupo Granja Asturias, una empresa dedicada a la fabricación de los productos relacionados con la manzana, una fruta muy apreciada en esta comunidad autónoma española. Mientras se encargaba de ello, vio la necesidad de crear un caramelo que pudiera agarrarse de un palo para que los niños, los mayores consumidores de estos dulces, no se ensuciasen las manos mientras los degustaban.

De este modo, en el año 1958 introdujo en el mercado español el primer caramelo de este tipo, el “Chups”. Y es que en principio la marca contaba con una sola palabra, pero a través de un eslogan publicitario en el que se reiteraba mucho “chupa Chups”, terminó llamándose de este modo. Ni decir tiene que la idea le funcionó de maravilla…personajes tan conocidos como Mariah Carey, Harrison Ford, Giorgio Armani o Jorge Lorenzo, entre muchos otros, han protagonizado campañas publicitarias de “Chupa Chups”, que cuenta con otra interesante curiosidad entre su historia.

Y es que el mismísimo Salvador Dalí fue quien rediseñó su logotipo: la forma de margarita en la que se encuentra la tipografía del producto en color rojo. Si bien el artista cobró una cantidad desorbitada por hacerlo, no se puede negar que su idea dio la vuelta al mundo. Para eso precisamente buscaron la ayuda del creador surrealista por antonomasia, ya que, en 1969 querían lanzarse a mercado internacional de la mano de un personaje tan viajado como éste.

Dalí aportó, además de as dos características anteriormente mencionadas, el logotipo en la parte superior del envoltorio, de este modo, era mucho más reconocible.

Foto: woordenaar

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...