¿Quién fue Larry King?

Larry King se ha convertido en uno de los mayores iconos de la televisión en Norte América gracias a su larga carrera como presentador.

Larry King era tan famoso que le conocían personas del mundo entero por mucho que nunca hubieran visto su programa de televisión. Era ese tipo de la tele tan peculiar, tan mayor y tan respetado al que solían parodiar series, películas y que aparecía haciendo multitud de cameos. Llevaba tanto tiempo en la televisión que parecía que para él no pasaran los años. Y aunque tuvo muchos problemas de salud, Larry King sobrevivió a todos ellos y siguió adelante sin dejar de trabajar.

Pero finalmente, King ha caído. Y lo ha hecho debido al coronavirus. No sorprende, puesto que ya tenía 87 años y se trataba de un paciente de riesgo a la vista de las enfermedades previas que tenía. Le ingresaron a final del mes de diciembre y diez días después se anunció que se había contagiado de COVID-19. Después de una batalla con el virus que sus personas cercanas y los médicos han mencionado que ha sido muy dura, el mítico presentador de televisión ha fallecido.

Deja a su paso una trayectoria espectacular y una vida que vivió intensamente sin ningún tipo de límite en cuanto al amor y la pasión. Nació el 19 de noviembre de 1933 en Brooklyn, hijo de inmigrantes rusos que llegaron a Estados Unidos a inicios de los años 30 en busca del sueño americano. Poco después de llegar, su padre, Aaron Zeiger, con experiencia en restauración y fábricas, y su madre, Jennie Gitlitz, trabajadora de la confección, decidieron tener un hijo.

Su padre falleció cuando él tenía 9 años y eso les dejó a él y su madre en una situación económica drástica. El gobierno les comenzó a ayudar económicamente como a muchas otras familias que no tenían recursos en la época. La muerte de su padre le marcó. Le hundió el interés por los estudios y en lo único en lo que pensó fue en terminar el instituto y ponerse a trabajar para ayudar a su madre. Desarrolló interés por la radio y un día se cruzó con un presentador de una radio que le dio la idea de irse a Florida a buscar trabajo.

King no se quedó quieto y se marchó a Miami. Consiguió un puesto de trabajo en una emisora, pero no como presentador, sino limpiando y haciendo recados. Lo aceptó. Un día, un presentador de la emisora abandonó su trabajo de forma inesperada y Larry hizo lo posible para que le dieran una oportunidad para cubrir ese hueco inesperado que había quedado. Lo bordó. Comenzó a trabajar pinchando música y poco a poco le fueron dando más trabajo y encargos, como poner voces a promociones y entradillas que se escucharían entre los programas.

Ese fue su inicio. A partir de ahí no tardó en cambiarse el nombre, porque el que le dieron sus padres: Lawrence Harvey Zeiger, no era tan comercial, sobre todo su apellido, Zeiger. Y desde ese punto empezó a crecer profesionalmente hasta convertirse en quien ha terminado siendo, uno de los presentadores y periodistas más influyentes de la historia de la televisión en Estados Unidos.

Algunos de sus programas han incluido The Larry King Show, Larry King Live, Larry King Now, In View with Larry King o el más reciente Politicking with Larry King. A lo largo de los muchos años que ha estado en antena ha tenido la oportunidad de entrevistar a las personas más influyentes e importantes del mundo. Se le ha visto compartiendo espacio con altos cargos políticos como el presidente Bush o Putin, así como con todo tipo de actores y artistas.

También ha sido un recurrente en películas, con apariciones en Los Cazafantasmas, El Exorcista III, Contact, Enemigo del Estado, The Kid, John Q o Chloe & Theo. Incluso lo hemos visto representado en el mundo de la animación con apariciones en distintas películas de Shrek y en Bee Movie. Todo ello le ha dado la relevancia de ser uno de los rostros de su tiempo.

En lo personal, Larry King, como decíamos antes, ha vivido y amado al máximo. Se casó nada más y nada menos que ocho veces, aunque en dos ocasiones con la misma mujer. Sus matrimonios no duraban mucho y solían dejar hijos por el camino. Se casó con Freda Miller (1952-1953), Annette Kaye (1961), Alene Akins (1961-1963), Mickey Sutphin (1963-1967), de nuevo con Alene Akins (1967-1972), Sharon Lepore (1976-1983), Julie Alexander (1989-1992) y finalmente con Shawn Southwick (1997), con quien tenía el divorcio gestionado desde 2019.

Además, su vida tuvo tragedia, como haber perdido a los dos hijos que tuvo con Alene Akins. Andy, que era hijo de ella, al cual Larry adoptó, lo perdió a los 65 años, y falleció por un ataque al corazón. Su hija, Chaia, falleció a los 51 años víctima de un cáncer de pulmón.

Larry King siempre se mostró interesado en la criogenización e incluso llegó a organizar un plan con Conan O’Brien para que este se ocupase del proceso de criogenizado en el momento en el que falleciera (no sabemos si al final fue algo que quedara planificado). El presentador mencionaba que estaba interesado en este tipo de idea, en la posibilidad de “resucitar” en el futuro después de muerto, porque había perdido la fe en la religión después de todo lo que le había ocurrido.

El legado de Larry King, además de su fantástica carrera, son cinco hijos, nueve nietos y cuatro bisnietos. Seguramente sus padres, cuando emigraron de Rusia a Estados Unidos, no se podían imaginar lo grande que iba a llegar a ser su hijo y lo mucho que aportaría a la sociedad norteamericana tal y como la conocemos.

Curiosidades sobre Larry King

Hay mucho que decir sobre este icono del periodismo, pero no podemos escribir 8000 palabras sobre su vida. Además de la reseña que hemos hecho, vamos a compartir con vosotros una lista de curiosidades que ayudan a conocer mejor su persona y a hacernos una idea general de lo que llegó a ser su carrera:

  • Antes de que John F. Kennedy fuera presidente, un día le golpeó con su moto mientras la suya estaba parada. El entonces senador se sorprendió por cómo podía haber chocado con él teniendo la situación. Al final le perdonó lo ocurrido a cambio de que le prometiera que le votaría para la presidencia.
  • Marlon Brando le besó en una entrevista. Y aseguró que ningún otro hombre en su vida le había llegado a besar en los labios.
  • Nunca se preparaba las entrevistas ni se documentaba sobre las personas con las que iba a hablar más allá de los detalles básicos. Eso, en ocasiones, le ponía en situaciones muy singulares y sensibles en las que se daba cuenta de que había metido la pata. Pero ese método decía que le ayudaba a aprender en vivo e interesarse más por los invitados.
  • Coescribió una novela titulada Moon Over Manhattan: Mystery and Mayhem.
  • Sobrevivió a un infarto y a un cáncer de pulmón.
  • Tuvo la idea de aceptar llamadas telefónicas en directo procedentes de todo el mundo, algo que ningún otro programa había hecho antes.
  • Su última boda la celebró en la habitación de hospital donde le iban a hacer una operación del corazón.
  • Siempre soñó con convertirse en cómico y hacer monólogos.
  • Le detuvieron en 1971 por gastarse un dinero (5000 dólares) que se había comprometido a entregar haciendo de repartidor.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...