¿Quién es Mohamed Bzeek?

Los niños con enfermedades y en una situación problemática cuentan con un ángel de la guarda llamado Mohamed Bzeek.

humanitario Mohamed Bzeek

Si ahora mismo te decimos el nombre de Mohamed Bzeek seguramente no te suene de nada, puesto que no es una persona conocida. Sin embargo debería serlo. No, no se trata de un futbolista, un empresario o un artista contemporáneo. Bzeek es un hombre normal y humilde, pero la destacada labor que desempeña lo hace ser uno de los mejores individuos del mundo. Este inmigrante de origen libio lleva más de 20 años ayudando a niños con enfermedades irreversibles.

Mohamed vive en Azusa, una ciudad ubicada en el condado de Los Angeles. Allí, en un pequeño barrio residencial Bzeek convive con sus dos hijos, Adam de 19 años y la pequeña de 6. Hasta ahora puede parecerte todo normal pero la historia cambia cuando conocemos lo que hay detrás de ellos.

Por su parte el mayor nació con enanismo y problemas óseos conocidos popularmente como huesos de cristal. Y la niña, que es adoptada, padece una extraña enfermedad llamada encefalocele, que no permite que se haya desarrollado el cerebro con normalidad.

No es la primera vez que Bzeek acoge a niños en fase terminal. Esto lo empezó a hacer unos años atrás con su mujer y tras el fallecimiento de ella Mohamed siguió con el proyecto. Según cuenta él lleva haciendo esta labor desde 1989 y por su casa han pasado más de 100 niños, algunos en estados más graves que otros, pero todos padecían enfermedades severas.

La labor que realiza es envidiable. Por este motivo muchos lo tachan de héroe e incluso ha sido condecorado por el Departamento de Servicios Infantiles y Familiares del condado de Los Angeles (DCFS). Pero Bzeek no piensa igual, explica que él hace todo esto por los niños, que le sale de dentro, del corazón y que gran parte de esta fuerza se la debe a su religión. Mohamed nació en Libia y se rige por las creencias musulmanas.

Aunque acoge a niños terminales y ya ha visto fallecer a muchos de ellos, Bzeek no se rinde y sigue dando cobijo y ofreciendo su ayuda a los pequeños que lo necesitan. Él ha comentado que sabe perfectamente cuál es el final de cada uno de ellos, pero mientras pueda seguir haciéndole no va a dejar de acoger a estos niños. Quizá Mohamed no se sienta un héroe, pero desde luego en los tiempos que corren no es fácil encontrarse a una persona así, con una gran humanidad y sentido de la solidaridad dignas de admirar.

Foto: sasint

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...