¿Qué es el acoso escolar y cómo combatirlo?

El acoso escolar es un tema muy serio para el cual hay que estar preparados y saber cómo actuar en todo momento.

sufrir bullying

El acoso escolar está cada vez más presente en nuestra sociedad (que nadie se equivoque: ha existido siempre). El uso de las nuevas tecnologías ha hecho que este tipo de acciones se hagan públicas y cada vez son más niños los que agreden física o verbalmente a otros compañeros. Así podemos definir el acoso escolar, un problema también conocido como bullying.

Se trata de un acto violento (la violencia no tiene porqué ser física) en el que una o varias personas (generalmente adolescentes) increpan, insultan o molestan a algún compañero, viéndose este indefenso ante los ataques continuos de los agresores. Estas situaciones suelen presentarse en los centros educativos y estos tienen unas medidas de actuación para estos casos. Sin embargo, si un niño está siendo acosado por sus compañeros los padres deben tomar las riendas y llevar a cabo una serie de acciones para combatir el bullying. También es necesario conocer las medidas preventivas que podemos llevar a cabo para que a nuestros hijos no les ocurra algo parecido.

En muchas ocasiones no es fácil darnos cuenta de si nuestros hijos están sufriendo bullying en el colegio. De hecho, los niños no suelen manifestar los síntomas rápidamente, ya que están temerosos de que algo malo les pueda suceder. Antes de llegar a esta situación lo mejor que podemos hacer es informarnos sobre las medidas que podemos llevar a cabo para evitar cualquier tipo de acoso escolar.

La prevención

Para empezar debes saber que muchos centros educativos ofrecen cursos formativos a los padres donde se trata este tema. Allí conoceremos los síntomas que puede presentar el niño, su modo de actuar, los cambios que experimenta en todos los aspectos… estos seminarios son de gran utilidad y nos ayudarán a estar prevenidos ante cualquier situación parecida.

Pero además de formarnos adecuadamente los padres tenemos que interactuar directamente con nuestros hijos para conocer sus pensamientos e inquietudes. Es recomendable charlar de vez en cuando con el niño, hacerle preguntas sobre su vida personal y la relación que tiene en el colegio con los demás compañeros. La escuela no es un simple edificio para aprender asignaturas, allí se entablan lazos estrechos y es bueno que conozcas todo lo que le rodea a tu hijo con respecto al ámbito social. Debes interesarte más allá de las calificaciones y escuchar al niño atentamente, dándole importancia a lo que para él también lo es. Quizá de toda esa información puedas sacar algo en claro o por lo menos darte pistas de lo que puede estar sucediendo.

No juzgues a tu hijo nunca. Aunque para ti sea una tontería, lo que ellos te están contando puede ser importante dentro del pensamiento del niño. Ponte en su lugar y ayúdalo en todo lo que puedas si fuera necesario. Empatiza con él y por supuesto no dejes que baje su autoestima.

baja autoestima

Además de hablar de forma diaria con tu hijo debes hacer lo mismo con el tutor de clase. Las reuniones periódicas son fundamentales para conocer el desarrollo del niño y juntos podréis llegar a detectar si tu hijo está sufriendo algún problema o pasando por una mala época. No está de más que intentes informarte en la medida de lo posible sobre los demás compañeros. En esas edades los niños son muy influenciables.

El remedio

Si todas las medidas preventivas que te hemos comentado anteriormente no han dado sus frutos y sabes que tu hijo sufre acoso escolar lo primero que tienes que hacer es comunicárselo al centro educativo. Una vez que lo hemos comunicado volveremos a hablar con nuestros hijos intentando darle el máximo apoyo posible y no dejando a un lado este problema. El bullying no es “cosa de niños” es un problema muy serio que hay que parar en cuanto se detecta, porque son muchos los casos que han tenido un final trágico por no darle la importancia que se merecía.

Deja que tu hijo se abra a ti, que tenga confianza para contarte las cosas y que se desahogue como más cómodo se sienta. A veces los niños se manifiestan de diferentes maneras según la gravedad que tenga el asunto o el grado de miedo que haya podido causarle. Hazle sentir que eres un pilar en el que debe apoyarse. También es bueno que lo apuntes a clases particulares para que siga el curso con normalidad. Los niños que sufren acoso escolar a menudo bajan sus calificaciones y pierden la concentración por completo. Verse atrasado con respecto a los demás puede hacerle sentir peor.

Por último, es recomendable que lo lleves a un orientador o psicólogo para evitar que en el futuro pueda desarrollar algún trastorno, sobre todo relacionado con lo social. No dejes que tu hijo se vuelva tímido, retraído, que baje su autoestima o que no se sienta capaz de hacer todo lo que se propone.

Foto: Anemone123Wokandapix

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...