¿Cómo ser un buen becario?

Os damos algunas pautas y consejos que os ayudarán a ser un buen becario cuando entréis en una empresa.

Persona trabajando

Es habitual que antes de dar el salto al mercado laboral, mientras todavía estamos estudiando, nos convirtamos en becarios de algún tipo de empresa relacionada con nuestra profesión. Es una época en la que aprender y trabajar a partes iguales. Un tiempo en el cual todavía no somos empleados de una empresa, pero en el cual nos podemos sentir como tales, desarrollando un trabajo que ayuda mucho a nuestra formación.

¿Pero cómo ser un buen becario? Hay muchos consejos, experiencias y guías que se pueden tener en cuenta para hacer un buen papel. En algunos casos lo importante es simplemente seguir la línea que se proporciona por parte del supervisor e intentar dar lo máximo de uno mismo para dejar una buena impresión. No por la esperanza de que nos contraten después, sino porque al fin y al cabo nos queremos demostrar a nosotros mismos que valemos para este trabajo y creemos que este puede ser un primer paso para, en el futuro, encontrar un puesto de trabajo.

Un buen becario es fundamental que extrapole y que no se limite al día a día. Que demuestre estar integrado con el puesto que está ocupando de forma temporal y que parta de una pizca de iniciativa que demuestre su valía.

Siempre hay que tener en cuenta que se está aprendiendo y eso es algo que sabe también la empresa para la cual se está realizando la becaría. Nunca se va a exigir un nivel de esfuerzo tan alto como el que pueden tener los empleados que están contratados, pero como becario hay que recordar que no se puede limitar a ver cómo pasa el tiempo sin actuar de una forma activa. Prestar atención, aprender y poner en práctica los conocimientos es clave en este proceso de aprendizaje que, en algunos casos, puede llegar a ser incluso más importante que algunas de las clases a las que se asiste.

Haber realizado un buen papel en el proceso de becaría se representará con buenas opiniones por parte del supervisor y con una posible carta de recomendación. Algo que, en ninguno de los casos, acaba siendo algo negativo, sino todo lo contrario. Además, la experiencia acumulada puede ser muy positiva para, en el futuro, estar más preparados cara a iniciar un trabajo fijo en una empresa. Por eso siempre es importante participar en procesos de prácticas y saber valorarlas en el nivel adecuado.

Foto: FirmBee

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...