Cómo contar un cuento con un sencillo truco de magia

Una baraja y un poco de imaginación nos bastarán para sorprender a los más pequeños con una historia cuyo final les dejará boquiabiertos.

cartas

Con tan solo 16 cartas podemos construir una sorprendente historia.

A muchos niños no les sienta bien la llegada del otoño. No solo porque con la vuelta al cole se acabaron las vacaciones, sino también porque el tiempo para jugar en el parque se reduce. Hace frío y toca, en muchas ocasiones, quedarse en casa y buscar nuevas fórmulas para entretenerlos. Por eso hoy os proponemos una idea bien original que seguro que capta la atención de los pequeños durante un buen rato: contarles un cuento a través de la magia. Para ello tan solo precisaremos de una baraja, a ser posible española. De ella cogeremos los ases y las figuras (sotas, caballos y reyes). Tras ello, cogeremos otra carta cualquiera del mazo y la colocaremos boca abajo en el centro de la mesa.

Ahora, con un “esta historia que os voy a contar sucedió hace muchos, muchos años” podemos empezar nuestro cuento. Empezaremos explicando que “en una pequeña aldea había una sencilla posada” , y señalaremos la carta puesta boca abajo. Con esto, y explicando que “era un día muy lluvioso” crearemos el contexto perfecto para que las cartas apartadas cobren protagonismo en el cuento.

Lo primero será coger los cuatro ases, de los cuales diremos que eran “cuatro hermosas damas completamente empapadas a las que la tormenta había sorprendido”. Buscando refugio llegaron hasta allí, donde el posadero les ofreció las cuatro únicas habitaciones que le quedaban libres. Con esto, colocaremos rodeando a la carta central nuestros ases.

A continuación llegaron “cuatro bufones de la corte” (las cuatro sotas) a los que el aguacero también había cogido por sorpresa. Para refugiarse, convencen al posadero para que les pregunte a las damas si les importaría compartir habitación, ya que no queda ninguna otra libre. A las señoritas parece no importarles que los cuatro bufones les entretengan con su amplio repertorio de historias, por lo que aceptan. Así que ahora colocamos una sota encima de cada as.

Tras esto, llegarán los “cuatro caballeros” y, más tarde, los “cuatro reyes”. Repetimos el mismo paso con ambos grupos, explicando que la tormenta no les permitía proseguir con su camino y que solicitan al resto de ocupantes de cada habitación si les importa hacerles un hueco. Así que, en resumen, al final, nos quedan un as, una sota, un caballo y un rey en cada uno de los cuatro montones que rodean a la carta central.

Se acerca el momento decisivo y podemos iniciarlo con un ” había tal jaleo en la posada aquella noche, que la guardia llegó para averiguar a qué se debía”. Con la figura de la autoridad ya en la posada, explicaremos que el posadero “subió a toda prisa para advertir a los huéspedes que llegaba la guardia y que si descubrían a todos allí mezclados iba a ser un gran escándalo”. Para intentar ponerle remedio al asunto, todos nuestros protagonistas “salieron corriendo al pasillo mientras el guardia subía la escalera”. Entonces, cogeremos los cuatro montones de cartas, los juntaremos y los barajaremos a los ojos de nuestro público.

Y aquí llega el truco. No hay que barajar, sino simplemente hacer como que se mezclan las cartas cuando, realmente, solo estamos pasando las de atrás para adelante. Una vez bien “mezcladas” en el “lío del pasillo”, iremos poniendo las cartas, boca abajo, en cada habitación. Lo haremos de una en una, es decir, que pondremos las cuatro primeras cartas del mazo rodeando al naipe central, con las cuatro siguientes repetiremos el movimiento en el mismo orden, y así sucesivamente con las otras ocho. De esta manera, conseguiremos que cuando “los guardias abran la puerta” de cada habitación encuentren a las cuatro damas en la primera, a los cuatro bufones en la de al lado, a los cuatro caballeros en la siguiente, y a los cuatro reyes en la última. “Todo parecía en orden y colorín colorado, este cuento se ha acabado”.

Foto rodrigomezs

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...