¿Cómo actuar si nos encontramos con un oso en el bosque?

Los osos son animales muy adorables, pero al mismo tiempo peligrosos, así que debemos tener cuidado con ellos.

Osos pardos en el bosque

A los que somos amantes de la naturaleza nos encanta visitar el bosque y disfrutar de todas las especies vegetales que allí habitan. Pero también es muy gratificante poder ver los animales que se encuentran en ese hábitat. Sin embargo, a veces una excursión de este tipo puede resultar peligrosa, sobre todo si estamos hablando de especies como el oso.

Sabemos que estos animales son muy bonitos y los más pequeños incluso pueden llegar a ser entrañables, pero no podemos fiarnos, porque pueden atacarnos en cualquier momento. ¿Qué hacemos entonces? Lo primero que tenemos que saber es qué tipo de oso tenemos delante. Puede que a ti te parezcan todos iguales, pero dependiendo del oso que sea tendremos que comportarnos de una manera o de otra.

En este caso, es fundamental que veamos el pelo que tiene el oso, que puede ser negro o marrón y en este segundo caso lo conocemos como oso pardo. Además, los osos negros suelen ser más pequeños y los pardos tienen una joroba más pronunciada.

Una vez sabemos qué tipo de oso es, lo siguiente que haremos será hacerle saber que nosotros no somos una presa, si no personas. Lo podremos conseguir fácilmente si les hablamos con voz baja y tranquila, sin ningún sobresalto. Tampoco es recomendable que gritemos mientras estamos delante del oso y además debemos mover los brazos lentamente para serenar al animal. Cuando creamos que el oso está más tranquilo, será el momento de intentar alejarnos de él. Por supuesto, no debemos correr ni nada de eso, nos moveremos hacia los lados preferentemente de una forma sosegada, pero nunca perdiendo de vista al animal. Dentro de este contexto tenemos que hacerte un apunte, y es que si ves a una osa con sus cachorros estas pueden ser incluso más peligrosas que los machos, ya que son muy protectoras, así que lo mejor es que no nos acerquemos.

En el caso de que hayamos sido atacados por un oso pardo, lo mejor que podemos hacer es tumbarnos en el suelo y recostarnos en el estómago. Además, debemos ponernos las manos por detrás del cuello. Si el oso persiste tendremos que buscar una roca cercana o una rama. Si por el contrario nos ataca un oso negro, lo ideal es que corramos y visualizar cuanto antes un refugio para protegernos y así evitar salir heridos de gravedad. La supervivencia siempre tiene que ser lo primero.

Foto: Bergadder

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...