¿Qué porcentaje se quiere quedar Hacienda de las ventas online entre particulares?

Hacienda está dispuesta a cobrar un 4% de las ventas entre particulares con impuestos de la segunda mano.

Impuestos en ventas

No podemos decir que no estemos sorprendidos al descubrir la noticia de que Hacienda ya está dando pasos adelante para preparar la que será una campaña absoluta para recaudar una parte de las ventas que se realicen online entre particulares. La información ha llegado a la prensa y parece que se ha generado de la inquietud de Hacienda tras ver cómo un ciudadano les hacía la pregunta en cuestión sobre si para sus ventas de segunda mano entre particulares tenía que pagar algún impuesto.

El plan adoptado por Hacienda incluye comenzar a cobrar unas tasas del 4% por estas operaciones, que son equivalentes a las que se realizan en las tiendas de segunda mano y similares. Esta modificación de las leyes se aplicará de manera global a todos los servicios de venta y posiblemente entre en vigor a partir del próximo año 2018, aunque con Hacienda ya se sabe que algo puede pasar mañana, el año que viene o dentro de 10 años, dado que el control y la planificación son escasos.

Por otro lado, habrá que ver si no se adoptan cambios o medidas alternativas a la vista de lo mal recibida que ha sido la medida entre los ciudadanos, que no entienden porqué deberían pagar un porcentaje de la venta de productos de segunda mano de su propiedad.

Al fin y al cabo, estamos hablando de ventas menores entre particulares, no de la venta de un vehículo, de una casa o similar, sino de la venta de artículos que pueden ser tan insignificantes en cuanto a su valor como una pantalón, un bolso, unos calcetines o una película en DVD. Artículos cuyo precio puede ser incluso de 2 o 3 euros tal y como podemos ver en plataformas de venta como Wallapop. Si a este coste de venta le descontamos ese 4% que se quiere llevar el gobierno, queda una operación de venta absurda que frenará el consumo a largo plazo. Porque a sabiendas de que no podrán vender los artículos que han comprado cuando ya no les interesen, habrá personas que optarán por reducir sus compras y pensárselo todo mucho más.

No parece que las autoridades pertinentes sean conscientes de esta situación y de cómo intentando introducir impuestos hasta en lo más mínimo están golpeando con dureza a la economía del país y al nivel de consumo del mismo. No obstante, está por ver si estos cambios e impuestos se terminan cobrando o si todo queda en palabras.

Foto: fotoblend

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...