¿Qué es un fondo buitre?

Los fondos buitre son sociedades que se dedican a comprar empresas que pasan por dificultades económicas, las reestructuran y esperan conseguir beneficios. Estas operaciones necesitan una gran inversión y tienen un alto riesgo.

Igual que las aves, los fondos buitre sobreviven gracias a empresas casi muertas.

Si hemos estado atentos a las noticias en las últimas semanas, habremos oído hablar de fondos buitres. Primero fue un empresario costarricense, propietario de uno de estos fondos, el que quería comprar el Valencia, el equipo de fútbol; y al cabo de pocos días, con la detención de Díaz Ferrán, volvió a hablarse de la venta de sus empresas a un fondo buitre. Pero… ¿sabemos qué son?

Los fondos buitre –vulture fund en inglés- son sociedades que se dedican a comprar empresas que están inmersas en problemas económicos. Su delicada situación hace que las compren a un precio bastante bajo, e intentan reflotarlas y venderlas a un precio considerablemente más elevado del que pagaron por ellas. El éxito del reflotamiento nunca está garantizado, por lo que las inversiones corren un gran peligro y el riesgo es alto.

El primer paso es negociar con los responsables de la compañía su venta por una cantidad menor del valor de la empresas. Sus dueños ven a estos fondos como la única forma de salvar la compañía, ya que no tienen posibilidades de encontrar otra forma de financiarse. Una vez adquirida la empresa, los gestores del fondo tienen el camino libre para reestructurarla. Normalmente estos gestores están especializados en reestructuraciones empresariales, y suelen tomar medidas como recortes de gasto, personal y salario; unas medidas que no habían puesto en marcha los anteriores propietarios.

Cuando la reestructuración está en marcha de forma exitosa, la empresa es capaz de generar mucho dinero. El proceso de reflotamiento de la empresa -o de levantamiento de una nueva- suele durar unos dos o tres años. Eso si, para operar de esta manera, la inversión mínima necesaria para comenzar supone varios millones de euros. Estos fondos se mueven continuamente en búsqueda de oportunidades, y realizan sus inversiones pensando a corto o medio plazo.

El modus operandi de estos fondos hace que el adjetivo buitre (aves rapaces que se alimentan de animales muertas) se ajuste perfectamente a su filosofía, ya que subsisten gracias a empresas al borde de la muerte. Los fondos buitre surgieron en los Estados Unidos, pero no fue hasta 2008, con el inicio de la crisis, cuando consiguieron una gran relevancia. Antes, los habíamos visto actuar, por ejemplo, en la crisis que sufrió Argentina a principios de la década.

Para que un fondo buitre funcione bien es esencial que exista un amplio conocimiento de los mercados y del mundo empresarial. El paso previo a operar de esta forma es haber participado antes en los mercados como una sociedad de inversión clásica de capital de riesgo, es decir, buscando oportunidades en los negocios en expansión. Una vez adquirida la experiencia necesaria, dan el salto al siguiente nivel y se convierten en fondo buitre.

Fuente: Consumer

Foto: ferran pestaña

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...