¿Qué es el riesgo país?

Este indicado da cuenta del nivel de riesgo ante una inversión en un estado, teniendo en cuenta una serie de variables complejas que en su conjunto determinan el puntaje.

El riesgo país mide el riesgo de inversión en cada estado

Lamentablemente hay algunos términos económicos que, lentamente, se van separando de sus espacios académicos y comienzan a filtrarse en las noticias y las conversaciones cotidianas. Es frecuente encontrar noticias  que antes se encontraban relegadas y confinadas a las publicaciones más específicas del mundo económico, pero que de a poco van llegan a las secciones de “interés general” o “economía general” de los periódicos o informativos radiales y televisivos, que dan cuenta del aumento o el descenso del “riesgo país” y donde comentaristas con semblante serio y palabras complicadas se alegran o preocupan “porque el riesgo país subió/bajo XX puntos básicos”.

Pero, ¿qué es el riesgo país? Este concepto da cuenta de un indicador que permite comparar la rentabilidad posible entre distintos países en función al riesgo que tal inversión representaría, es decir que si un inversor decide invertir su dinero en un país cuyo “riesgo” fuese de 400 puntos básicos sería esperable que los intereses que tal inversión le permitirían exigir deberían ser mucho menores que si lo hiciese en un país cuyo Riesgo País fuese de 900.

Para calcular el Riesgo de un país se parte de la que, se supone, es la inversión más segura (y por ende menos rentable) que se encuentra disponible: los bonos del tesoro de la Reserva Federal de los EE.UU. y la tasa de interés que dichos bonos pagan a 30 años. El riesgo país sería la tasa de interés que habría que proponer por encima de la tasa de la FED para que la inversión valga la pena.

El riesgo de un país está vinculado con las particularidades políticas, económicas, sociales, climáticas, geográficas y hasta religiosas de un estado determinado. Si un estado se encuentra en una profunda crisis económica el riesgo país aumentará, si un gobierno pierde legitimidad y se duda de su continuidad, el aumento será significativo; lo mismo puede suceder en caso de guerras civiles, revoluciones, embargos, desastres económicos o procesos políticos que no resulten del todo agradables para el gran capital.

Las encargadas de medir el “riesgo país” son las llamadas “calificadoras de riesgo”, que establecen un índice llamado “Indicador de bonos de mercados emergentes” y que da cuenta de cuáles son las posibilidades de que un estado cumpla con los pagos de sus vencimientos de deuda externas. Si la calificación que las calificadoras de riesgo hacen es negativa, las tasas de interés que deberán afrontar dichos países será cada vez más alta, lo cual hará que les cueste más honrar sus deudas, con lo que aumentara su riesgo país.

Este tipo de herramientas están íntimamente vinculadas con la especulación financiera y los fondos buitres, ya que aquellos encargados de establecer las mediciones son quienes reciben grandes ganancias de aquellos que especulan con que los estados paguen cada vez más intereses y nunca puedan salir del circuito de endeudamiento.

Fotografía: Eduardo Sellan III en Wikimedia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...